Oficina de Programación Agropecuaria estimó caída del PIB de Uruguay

81

Uruguay.- El Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario de Uruguay “evidenciaría un leve desplome” cercano al dos por ciento para el presente año 2016, según la proyección publicada el día de ayer por la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa). Sin embrago, en el año 2015  se había desarrollado poco más de uno por ciento.

Según reseñó el diario El Observador (de Uruguay) para el año próximo, la oficina del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay (MGAP) afirmó que “el valor agregado del sector persistiría relativamente invariable en el balance interanual” y apreció que el Producto Interno Bruto agropecuario crecerá alrededor de 0,05%.

Al comentar el escenario y los enfoques de las cadenas agroindustriales, en la exposición del Anuario 2016, la técnica integrante de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria, Ángela Cortelezzi, manifestó las oscilaciones que tuvo el contexto internacional en el transcurso del año 2016, donde la economía de las naciones desarrolladas no se recobró como se esperaba y, en cambio, los estados en desarrollo o emergentes optimizarán sus expectativas para el año 2017.

“Se espera que la economía y la hacienda mundial continúe creciendo”, afirmó Cortelezzi y añadió respecto a la nación de Uruguay que “en el tercer trimestre del año el Producto Interno Bruto repuntó, al tiempo que el Producto Interno agropecuario se mostró constante”. No obstante, el costo de las ventas al exterior descenderán debido a las circunstancias económicas mundiales y la caída de precios.

En alusión a la producción, Cortelezzi subrayó el buen desempeño de la forestación, que se prolonga o extiende desde hace tres años y, por ende, acrecentará sus exportaciones. En materia de ganadería de carne señaló el acrecentamiento de siete por ciento en la producción cárnica, con un remonte del stock vacuno, pero un desplome de precios.

Para el año 2017 auguró un aumento de la faena y una caída de la producción. En granos, el compromiso de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria pronosticó una recuperación de la soja para el venidero 2017, haciendo mención a la buena zafra de cebada y los inconvenientes del trigo, cuyo espacio y rendimiento cayó en 2016.

En el caso del arroz, Cortelezzi recordó que, con una menor productividad debido al clima desfavorable, el cereal consiguió valores quince por ciento superiores a la coseha anterior, en específico por la colocación de stock del ciclo anterior.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *