ONU pidió a Trump consultar a los nativos sobre oleoducto

122

Estados Unidos.- Dos funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron a Donald Trump consultar a los pobladores nativos de su país sobre el oleoducto que pretende construir en Dakota.

Este martes Donald Trump aprobó que se retomaran dos oleoductos, cuyos proyectos fueron paralizados por su antecesor, Barack Obama, por considerar que causarían gran impacto ambiental.

[pullquote]El oleoducto atraviesa tierras sagradas de los siux[/pullquote]

Uno de los oleoductos atraviesa tierras pertenecientes a los pueblos originarios de Dakota del Norte.

Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de las Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas, aseguró que esa instancia sigue de cerca el caso.

En declaraciones emitidas a los medios, Tauli-Corpuz lamentó que en nuevo Gobierno de Estados Unidos emitiera la orden de reanudar el proyecto, pues además de causar graves daños patrimoniales, afecta territorios tradicionalmente habitados por nativos norteamericanos.

Según voceros de la tribu sioux Standing Rock, el oleoducto atravesaría una porción de tierra considerada sagrada y comprometería el suministro de agua potable de la región.

Este proyecto incluye la instalación de casi 1.900 kilómetros de tuberías, por parte de la empresa Energy Transfer y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

Tauli-Corpuz solicitó al presidente Trump que escuche los argumentos de los pueblos originarios y que también tome en cuenta las solicitudes de los activistas medioambientalistas, quienes han realizado estudios sobre el impacto que causaría el oleoducto en Dakota del Norte.

Espero que opte por dialogar, lo cual estaría en sintonía con las leyes internacionales y las nacionales”, agregó la funcionaria de la ONU, quien añadió que espera poder conversar sobre este tema con miembros de la administración Trump cuando visite Estados Unidos este año.

Otro funcionario de la ONIU, Leslie Malezer, miembro del Foro Permanente para Asuntos Indígenas, insistió en que se debe escuchar a los afectados por el polémico proyecto, pues tienen derecho a protestar y a solicitar que se respete su punto de vista.

Malezer aseguró que los convenios internacionales para los derechos de las comunidades nativas respaldan los reclamos de la tribu sioux Standing Rock, de Dakota del Norte.

Por su parte, el jefe del Mecanismo de Expertos de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas, Albert Barume, insistió que todos los Estados miembros del organismo multinacional tomen en cuenta a los pueblos originarios cuando planteen proyectos que afecten sus territorios.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *