Operativo anti-protesta en la Plaza de Mayo

Must read

Argentina- Participó Gendarmería, Policia Metropolitana y Policia Federal. Se buscó manetener la integridad protoclar de las celebraciones.

En el contexto de la festividad patria, se montó un riguroso operativo de seguridad hoy miércoles 25 de Mayo, ante el temor de posibles protestas sociales. Fue izada la bandera argentina y el Presidente Mauricio Macri caminó hasta la Catedral Metropolitana, donde se realizó el tedeum.

Macri y Gabinete en la celebración(Gentileza Imago Agencia)

Ya temprano, había llegado el jefe de Gobierno Horacio Rodriguez Larreta, junto con el vice jefe, Diego Santilli. Ambos lideraron la ceremonia de izamiento de la bandera y donde se compartió un chocolate caliente. Altas vallas de acero en los alrededores de la Plaza de Mayo, acordonada además por uniformados de Gendarmería y policías de la Federal y Metropolitana, caracterizaron este 25 de Mayo.

El objetivo del operativo fue impedir cualquier tipo de protesta ante la llegada del mandatario a la Catedral para el oficio religioso que marca la fecha.

El día anterior a la fiesta nacional, se produjo una marcha hacia la simbólica Plaza por parte de organizaciones cooperativistas. Los mismos organizados que semanas atrás ocuparon la Jefatura de Gobierno. Los manifestantes extendieron así sus demandas de un aumento salarial del 40 por ciento, la reincorporación de 250 desocupados, mejores condiciones de contratación, y las deudas que tiene el Gobierno de la Ciudad con ellos.

Alrededor de las 20 horas, y acompañados por partidos de izquierda, se instalaron con carpas- sin poder ingresar a la plaza vallada por Policía Federal- en Diagonal Norte para realizar una vigilia frente a la ex-jefatura de Gobierno. El acampe obligó al Presidente a modificar la agenda protocolar: la locación del ofrecimiento de un locro fue trasladada hacia la Quinta de Olivos, en donde lo aguardarían unos 400 invitados.

Coperativistas en Diagonal Norte contra las vallas(Gentileza Imago Agencia)

El acordonamiento de un espacio público tan significativo como su fecha para la expresión de las masas, con un gran contraste frente a aniversarios anteriores, tuvo sus réplicas en las redes sociales.

Completamente desprovista de festejos multitudinarios y militancia, la literalmente sitiada Plaza de Mayo amaneció cerrada al público. En el interior de la misma había alumnos escogidos de algunas escuelas, llevados para acompañar el izamiento de la bandera. Se informó que ,en total, había unas 200 personas pre-registradas con identificación previa.

More articles

Latest article