Oposición argentina cerca a Macri con una ley

44

Buenos Aires.- Con el apoyo de todo el arco opositor, el Senado argentino aprobó ayer una ley que complica las aspiraciones fiscales del oficialismo.

Como con la ley antidespidos, la oposición argentina vuelve a poner en aprietos a Mauricio Macri y lo obligaría nuevamente a usar el veto presidencial. El proyecto se enmarca en un contexto de crisis económica donde la pronunciada caída del consumo y el aumento del desempleo generaron varios reclamos sindicales. Además, las consultoras privadas marcan que la inflación alcanzará el 40% anual.

Nota relacionada: Avanza en Argentina una ley de Emergencia Social

Este viernes distintas organizaciones sociales marcharán hacia el Congreso para exigir a Diputados la aprobación de la Ley de Emergencia Social. La misma, impone la creación de un millón de empleos estatales que entrarán en el programa Ingreso Social con Trabajo, que hoy ya se encuentra en funcionamiento y cubre a 200.000 personas aproximadamente. Además, la iniciativa incrementaría por un año en 15% la Asignación Universal por Hijo y la dádiva por embarazo, y en un 50% la ayuda alimentaria.

[pullquote]Según datos oficiales, en lo que va del año se perdieron más de 127 mil empleos formales.[/pullquote]

El presupuesto 2017, aprobado por ambas cámaras, designó para el programa Ingreso Social con Trabajo 12.000 millones de pesos. Si la ley sale a la luz, esa asistencia pasaría a ser más de 130.000 millones (9.000 millones de dólares) lo que implicaría el aumento en un punto del PBI en el déficit fiscal. Achicar el déficit presupuestario es una de las grandes batallas del gobierno de Macri y ésta ley atenta contra sus objetivos. La administración de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) dejó un déficit del 7% del PBI, y ahora, a pesar de varios ajustes implementados, Macri cerraría el 2016 en un 8% del PBI. El presupuesto supone que el año que viene se reducirá a 4,2%, aunque muchos economistas ya señalan esa aspiración como inalcanzable.

Nota relacionada: Primer veto de Mauricio Macri

El proyecto de ley que establece la Emergencia Social fue impulsado por Juan Manuel Abal Medina, un senador kirchnerista, y es apoyado por los gremios más importantes y por varios movimientos sociales. Lo que no se explica con claridad son los aspectos de financiación, que serían a través de aumentos en los impuestos. Según Abal Medina, se aplicarán “impuestos específicos al juego y a la renta financiera”, para que el Estado le haga frente a esta medida.

Ante la posibilidad de que Macri vete esta ley si se consolida en Diputados, las organizaciones advierten de antemano: “Si no escuchan el reclamo de la emergencia social, se pudre”. La ley parece ser la excusa para una gran batalla política que la oposición le planteó al gobierno, y que el Ejecutivo está a punto de perder. La última carta para el mandatario argentino será el veto presidencial.



Estudiante de Periodismo en la Universidad de Palermo. Redactor en Segundo Enfoque. Estoy en Radio del Pueblo AM 830. Parte del equipo de Mima Multimedios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *