Oposición criticó al Frente Amplio y pidió a Sendic que se aparte

64

Uruguay.- Integrantes de la oposición consideraron que la situación trazada con el alto funcionario y vicepresidente de la República de Uruguay, Raúl Sendic, resulta intolerable, al concebir que se conmoviera la institucionalidad y todo el procedimiento político en su credibilidad.

Uno de los planteamientos más firmes lo enunció  el día de ayer el congresista colorado Pedro Bordaberry, quien reclamó al mencionado funcionario que “debe evaluar su competencia y si no,  dar un paso al costado por la hipocresía a la institución que incitó el que no posea un título universitario que dice tener”.

Por su parte, el legislador de Vamos Uruguay expresó a medios locales que “queda claro” que Sendic “realizó una falta a la verdad” y más allá de lo que resuelva la Justicia, el contexto y el escenario del vicepresidente, que también administra el Senado y la Asamblea General, “resulta muy triste y alarmante”, aseveró Bordaberry.

En tanto, reclamó que lo del título académico “afecta la creencia en el sistema político corporativo” y por eso “debe ajustar y pensar si no le correspondería dar un paso hacia los lados”  y dejar de ocupar el cargo como vicepresidente de Uruguay.

Por esa línea de reflexión, expresó  Bordaberry, va también el mandatario Tabaré Vázquez, quien al ser interrogado el fin de semana en la localidad de Rocha sobre si Sendic debería desistir de su cargo, pidió esperar un tiempo a que se pronuncie de forma oportuna la Justicia. Vázquez además dijo que ampara a su vicepresidente.

Bordaberry comprende que no se puede “imputar” a Sendic ante la Cámara por el artículo noventa y tres de la Constitución, que hace referencia a grandes infracciones y violación a la Constitución, debido a que este no es el caso.

En el mismo sentido, se expresó el congresista del Partido Independiente, Pablo Mieres, quien consideró también que Sendic “debería valorar de forma seria si no dar un paso al lado ya que el nivel de popularidad y creencia del gobierno permanece por el suelo y eso impresiona la imagen institucional de la vicepresidencia”.

Por último, el senador colorado, José Amorin, dejó de lado el referido asunto judicial y apuntó a la parte ética de la disputa. “Más significativo que el tema legal es el argumento moral” y que la legitimidad del título “se cristalizó como una mentira colectiva”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *