OTAN respaldó a España en defensa de su legalidad

103

España.- Medios locales informaron que España recibió el apoyo de la OTAN por su gestión en Cataluña en defensa del Estado de Derecho. Independentistas “tienen que explicar por qué quieren empobrecer a Cataluña”, dijo en Bruselas la ministra española de Defensa.

La ministra María Dolores de Cospedal, que participó en Bruselas en una reunión ministerial en la sede de la Alianza Atlántica, subrayó que sus colegas de la OTAN le han expresado “el apoyo al Gobierno de España por estar gestionando una crisis de una manera ejemplar, cumpliendo de forma estricta con los postulados del Estado de Derecho, haciendo cumplir la ley”.

Dentro del encuentro con los medios de comunicación, al que también estaba convocada la prensa internacional, algo inusual en sus comparecencias en estas reuniones, la ministra española acusó también al expresidente catalán Carles Puigdemont de mentir.

“En España no se detiene a nadie por pensar distinto, ni por ser independentista. En España la prisión preventiva se produce por incumplir la ley, porque desde este punto de vista todos los independentistas por pensar así estarían en la cárcel”, afirmó Cospedal.

Lo que pasó en la actividad

En el encuentro con la prensa, Cospedal acusó a Carles Puigdemont de contar “una gran falacia” desde Bruselas, adonde huyó el expresidente catalán en su intento de evitar la acción de la justicia española.

Asimismo, acusó las declaraciones hechas estos días por Puigdemont en la capital europea, principalmente a medios extranjeros, e insistió en que “no se encuentra en una posición complicada con la Justicia porque piense distinto a como piensan otros españoles”, sino “por perjudicar el derecho de todos los catalanes”.

“No es eso lo que está contando”, criticó la ministra, quien dijo que “una mentira que se repite mil veces no se convierte en realidad” y aseguró que los países de la Alianza le han trasladado su “apoyo al Gobierno de España” por su gestión de la crisis “en la defensa de la legalidad”.

En la sede del Parlamento federal, el primer ministro belga, Charles Michel, aseguró que el único “interlocutor” de su Gobierno en esta crisis “es el Gobierno de Madrid”, entre críticas de la oposición por las declaraciones de miembros de la N-VA flamenca, partido separatista mayoritario que ha mostrado abiertamente su “simpatía” con “la causa catalana”.