Pacientes con artritis abogaron por su derecho a la salud en Venezuela

153

Venezuela.– La Fundación Venezolana de Enfermedades Reumáticas (FUNDAVER), la Asociación Civil “Yo Reumático”, y el Gremio Médico denunció este martes que existen más de 300 mil pacientes que padecen enfermedades reumáticas y autoinmunes, los cuales están viendo como se les deteriora su calidad de vida por falta de medicamentos.

En Venezuela el derecho a la salud y alimentación es uno de los más vulnerados, ya el primero no se respeta por la falta de medicamentos existentes en el país, y el segundo por el alto costo en los productos que dificulta el acceso a los mismos.

Frente a esa lamentable situación los pacientes le piden al Gobierno cumpla el compromiso que tiene con los enfermos, el pueblo, quien cada día debe enfrentar con angustia la falta de medicamentos existente en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, donde los pacientes no reciben respuestas oportunas.

Según el comunicado presentado por estas organizaciones, a través de una rueda de prensa,  en Venezuela existen más de 300 mil personas que padecen enfermedades reumáticas y autoinmunes. Es importante destacar que los pacientes que no consuman sus medicamentos quedan expuestos a sufrir de fuertes dolores agudos, falta de movilidad y deformaciones que imposibilitan desarrollar una calidad de vida con normalidad. Al no ingerir los medicamentos el paciente se va deteriorando cada vez más.

Además de la falta de medicamentos, en Venezuela los pacientes no cuentan con suficientes centros de salud que permitan hacer el seguimiento oportuno de la enfermedad.

Entre los órganos del Estado encargados de suministrar estos medicamentos se encuentran el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales a través de su Red Farmacias, y el Ministerio del Poder Popular para la Salud, por medio del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas  (Sefar). Y es que, es una suerte de lotería cada vez que los pacientes van a estos centros a verificar si tienen los tratamientos, sin embargo, los pocos que llegan no alcanzan para todos los pacientes, mientras que el mercado negro los vende a precios exagerados.

Ante ese escenario, se vulneran los derechos de los pacientes con Artritits Reumatoide en Venezuela, y es por eso que ellos solicitaron la apertura de un canal humanitario para que lleguen a través de donaciones los medicamentos. Muchos temen morir.

Los afectados concluyeron que “hemos recibido trato discriminatorio, ya que, al solicitar la entrega puntual de nuestros medicamentos, amparados por lo demás por el derecho a la salud expresado en la Constitución Nacional, nos indican que nuestra situación no es grave, solo sufrimos de dolor”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.