Salud

¿Padeces de insomnio? Entérate del daño colateral de ser noctámbulos

Existen diferencias entre los diversos patrones de preferencia circadiana

Una reciente revisión a múltiples estudios hechos acerca de los patrones de conducta del sueño arrojó como resultado que ser noctámbulos podría estar asociado a ciertas enfermedades.

Los hallazgos de la investigación realizada en la Universidad de Northumbria, se publicaron en la revista Advances in Nutrition.

A través de estos, surge un foco de claridad para quienes padecen de cronotipo nocturno; ya que por años han existido diversos debates en cuanto a los riesgos para la salud de ser personas del día o de la noche.

Entre los principales intereses de los investigadores figuró la comprensión de la relación entre los ritmos circadianos y los patrones de alimentación respecto a la salud cardiometabólica en general.

Vea también: Científicos demostraron cómo contrarrestar el efecto rebote de las dietas

Insomnio vs. Alimentación

Destacaron que las personas que se acostaban más tarde tendían a tener patrones de alimentación menos saludables. Por ejemplo, generalmente comían más tarde, en horarios menos regulares; y consumían más alcohol, azúcar y productos con cafeína que los que se habían ido a dormir antes.

Del mismo modo, descubrieron que los noctámbulos eran más propensos a saltarse el desayuno. Además, tenían mayor inclinación a ingerir menos verduras y cereales; también comían con menos frecuencia pero hacían comidas más copiosas.

Este patrón de alimentación puede explicar por qué ser noctámbulos implica un mayor riesgo; por ejemplo de sufrir de enfermedades cardíacas y también metabólicas, como la diabetes tipo 2.

ser noctámbulos

Otras implicaciones

De acuerdo con Suzana Almoosawi, autora principal del trabajo, “en la edad adulta, ser un cronotipo nocturno se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2; esto puede ser potencialmente debido a la mala conducta alimentaria y la dieta de las personas con cronotipo vespertino”.

Otro importante descubrimiento rinde cuentas de que ser noctámbulos puede afectar la manera en que una persona controla su diabetes.

“Nuestra revisión también encontró que las personas que tienen un menor control de su diabetes, tienen más probabilidades de ser nocturnas”, dice Almoosawi.

Concluyeron que llevar varias horas sin dormir, genera que las defensas bajen y se esté más propenso a enfermarse.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close