Paraguay: Etnia achés enfrenta batalla legal por sus tierras

191

Paraguay.- Los colonos convirtieron en plantaciones de soja las tierras de la comunidad originaria  achés guayakís, quienes lograron adaptarse y en la actualidad son expertos agricultores.

En especial de cereales y oleaginosas, pero la estrechez de sus nuevas tierras y el avance demográfico los asfixia lentamente.

Esta comunidad es el último pueblo originario que abandonó en la década de 1970 la vida silvícola para evitar su exterminio en la rica región del Alto Paraná, en la exuberante triple frontera con Brasil y Argentina.

Los achés tuvieron su primer choque con los colonos en el año 1542 en los tiempos del español Alvar Núñez Cabeza de Vaca, cuyas tropas se enfrentaron con esta comunidad al cruzar el caudaloso Paraná, a caballo y a nado, en su destino de Santa Catarina en la costa atlántica a Asunción, donde el aventurero foráneo asumió como gobernador.

Los colonos conocieron la ferocidad de estas etnias en la década de 1970, en coincidencia con la construcción de la gigantesca Itaipú, la represa hidroeléctrica de mayor potencia en el mundo que comparten las naciones de Paraguay y Brasil sobre el Paraná limítrofe.

José Anegy, portavoz del asentamiento aché de Puerto Barra, distante a unos 400 km de Asunción aseguró que “entre los años sesenta y setenta se operó un genocidio que dejó un saldo de 500 muertos”, víctimas de armas de fuego y enfermedades traídas por los colonizadores.

En Puerto Barra, a orillas del río Ñacunday, los nativos achés guayakís celebraron el pasado mes de noviembre su cuarto reencuentro desde que se adaptaron a la civilización hace 40 años.

Luego de tanto años la comunidad reducida a unos 2.500 habitantes distribuidos en seis reductos continúan luchando por sus tierras y por ello enfrentan un posible despojo judicial de parte de sus tierras. El conflicto los puso en pie de guerra y les dio la determinación de peregrinar a la capital paraguaya en reclamo de sus derechos.

Marciano Chevogy, uno de los caciques informó que un grupo de unos 1.500 achés se prepara para movilizarse a Asunción y protestar por sus derechos. Igualmente solicitaron al gobierno que interceda para solucionar el litigio que tuvo un fallo en contra de la Corte Suprema.

La comunidad convive en este paraje verde a 100 km al sur de Ciudad del Este, que con Foz de Iguazú (Brasil) y Puerto Iguazú (Argentina) conforman el eje urbano de la triple frontera una zona donde confluyen millones de turistas y viven inmigrantes de unas 70 nacionalidades distintas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.