Internacionales

Exnuncio de EEUU dijo que el papa Francisco sabía de los abusos

El arzobispo Viganò escribió una carta de 11 folios que se publicó en algunos medios de índole conservador

Una misiva de Carlo Maria Viganò instó al papa Francisco y a los implicados en el encubrimiento del caso McCarrick a renunciar, ya que según el exnuncio americano, todos tenían conocimiento del caso desde el año 2013.

El arzobispo Viganò escribió una carta de 11 folios que se publicó por algunos medios de índole conservador en varios países, en la que además se acusó a otros miembros de la Curia de formar un “lobby gay” y ocultar las denuncias contra el cardenal.

Se conoció que la carta se basó en acusaciones personales y que no aporta ningún archivo o prueba de estas. Cabe recordar que el pasado junio, se despidió a McCarrrick, de 88 años, del colegio cardenalicio y el papa argentino “dispuso su suspensión en el ejercicio de cualquier ministerio público; así como la obligación de que permanezca en una casa que se le asignará para una vida de oración y penitencia“.

Vea también:Ministro irlandés recibió al papa Francisco con un mensaje de cambios y transición

La carta expone al Papa Francisco

El exministro Viganò explicó que en el año 2013 fue el mismo pontífice quien le preguntó: “¿Cómo es el cardenal McCarrick?”, y que el nuncio le informó que “corrompió a generaciones de seminaristas y sacerdotes y el papa Benedicto XVI le ordenó retirarse a una vida de oración y penitencia”.

Además, continuó con las acusaciones: “Sin embargo, Francisco, hizo de él su fiel consejero junto con Maradiaga (Óscar Andrés Rodríguez, cardenal hondureño) Sólo cuando fue obligado por la denuncia de un menor, y siempre en función del aplauso de los medios de comunicación, ha tomado medidas para, así, salvaguardar su imagen mediática”.

El arzobispo italiano consideró que esta carta la dictó su conciencia para que se conozca que “la corrupción ha alcanzado la cima de la jerarquía eclesiástica”. De hecho, Viganò destacó que envió varios informes sobre la conducta del entonces arzobispo de Washington. No obstante, los secretarios de Estado de Juan Pablo II y Benedicto XVI, los cardenales Angelo Sodano y Tarcisio Bertone ignoraron completamente sus alegatos.

Igualmente, imputó al actual arzobispo de Washington, Donald Wuerl, sucesor de McCarrick, de conocer las acusaciones porque él mismo se lo planteó y se dio cuenta, por la actitud, de que ya lo sabía.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close