¿Para qué sirve la valeriana?

133

Tanto si es consumida en infusión como si la aprovechamos de forma tópica, la valeriana tiene múltiples beneficios para nuestra salud. 

La valeriana es una planta cuyo tallo puede alcanzar una altura de 20 a 120 centímetros. Sus hojas son muy pequeñas y de color rosa pálido. Es proveniente de Europa y de ciertas zonas de Asia, aunque actualmente se cultiva en América.

Desde épocas muy antiguas, la valeriana ha sido una de las hierbas medicinales más utilizadas. Se trata de una planta que cuenta con muchos componentes aprovechados con fines farmacéuticos.

Debes tomar en cuenta que si bien es cierto que la acción de esta planta es efectiva, no necesariamente es inmediata. Por tanto, ten un poco de paciencia si justo después de tomarla no notas mejorías en tu organismo.

Un té de valeriana ayuda a mantener controlada la presión arterial y a que nuestro organismo funcione mejor. Esta planta es muy segura y todos sus efectos han sido demostrados ampliamente.

Esta planta ejerce una importante función antiespasmódica o anticonvulsiva en nuestro cuerpo.

Es recomendable consumirla para el tratamiento de diferentes tipos de cólicos estomacales y diarreas, para todos estos malestares puedes ingerirla en forma de infusiones o, si fuera necesario, en comprimidos.

La valeriana se recomienda a las personas que están tratando de dejar de fumar y a quienes están bajo tratamiento por problemas de alcoholismo.

Un té bien caliente de valeriana suele ser ideal para calmar todos los calambres menstruales, el calor del té en compañía de la propiedad analgésica de esta planta resulta en una combinación que permite relajar los músculos del abdomen.

En este sentido, disminuye un poco la molestia de todos los dolores menstruales sin perjudicar de ninguna manera la salud.

Gracias a todas las propiedades sedantes, es recomendada para calmar fuertes dolores de cabeza, su uso puede resultar una alternativa si por alguna razón no deseas tomar un comprimido o algún fármaco para aliviar las cefaleas.

Aunque esta planta es muy segura, al momento de consumirla se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos y tener especial cuidado: cuando se mezcla con alcohol, si se está bajo tratamiento médico, no se recomienda para menores de 12 años ni para embarazadas.