Salud

Paradójicamente un intento de suicidio le salvó y cambió la vida

Tras recibir un exitoso trasplante de cara, es un hombre nuevo

Cameron Underwood es un hombre de 26 años de edad, que en junio de 2016 atravesó un intento de suicidio, tras dispararse con una escopeta en el rostro. Lo que nunca imaginó es que los sorprendentes avances de la ciencia y el noble proceder de algunas personas salvarían su vida y le darían un cambio radical.

Después de su fallido intento de quitarse la vida, su cara quedó completamente deformada pues perdió la mayor parte de la mandíbula inferior, la nariz y sólo le quedó un diente.

El suceso le generó un grave estado de depresión y frustración, por lo que se sometió a una primera cirugía. Al notar que no había logrado mejorar, su depresión siguió aumentando. Sin embargo, no se dio por vencido.

Sería el 4 de enero de 2018 cuando recibió la noticia de que tenía un donante. La operación comenzó a las 7:34 de la mañana del 5 de enero, y terminó a las 8:25 de la mañana del 6 de enero; intervinieron más de cien profesionales entre médicos, enfermeras y asistentes.

Eduardo Rodríguez, médico cirujano de Langone Health en Manhattan, se encargó de darle una nueva esperanza. Lo sometió a una operación que nuevamente le hizo recuperar la confianza en la vida tras su intento de suicidio.

Vea también: Conoce el caso de “la mujer más enferma de Estados Unidos”

La operación

Rodríguez es un experto en trasplantes de piel, su idea era hacer un injerto de la cara de un cadáver a paciente vivo. En la operación, se utilizó tecnología de impresión 3D para asistir en la cara del donante.

Luego de diez meses de recuperación, el joven brindó una conferencia en público junto al doctor que lo atendió en la Universidad de Nueva York.

“Los últimos meses han sido bastante normales. He tratado de hacer cosas normales como estar con mis amigos y trabajar cerca de casa. He estado más en público y no ha sido una espiral negativa”, confesó Cameron

Los médicos extrajeron al donante los huesos maxilares y mandibulares, el paladar, las encías y dientes; así como el suelo de la boca, los párpados inferiores, las mejillas y la nariz.

Apenas la lengua y los párpados superiores son los originales de Underwood. Pero el resto de sus facciones, son obra de las conexiones hechas por los médicos.

intento de suicidio

“Aunque todavía estoy recuperando la sensación y movilidad, más que nada de mis labios, estoy muy contento con los resultados. Tengo una nariz, una boca para sonreír, para hablar y comer sólidos de nuevo”, expresó.

El donante

La extraordinaria historia de Cameron no hubiera sido posible sin su donante, William Fisher, de 23 años. El joven fue un aspirante a escritor y cineasta, murió repentinamente después de una larga batalla con una enfermedad.

intento de suicidio

Sally, la madre de Will, dijo en una declaración: “La muerte de mi hijo fue una tragedia, estoy agradecida de que, al cumplir con su decisión, pudiéramos dar vida a otros. Me reconforta que Will y el Dr. Rodríguez le hayan dado a Cameron y su familia la oportunidad de recuperar sus sueños”.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close