Internacionales

Pedro Sánchez retrasó sin fecha el Presupuesto de España

Se da en un contexto de exigencia del sector pensionista de aumentar sus prestaciones sociales al ritmo del IPC

El ahora Gobierno socialista de España mantiene su mirada puesta en lograr el objetivo fiscal a como dé lugar. Y es que con la decisión del presidente Pedro Sánchez de retrasar, sin mencionar fecha, la aprobación del Presupuesto de España, se da lugar a un escenario en que el Ejecutivo trate de instaurar el incremento en el techo del gasto público para saldar la enorme deuda social que dejó Mariano Rajoy.

El Gobierno ha decidido aplazar la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado como muy pronto hasta los primeros meses del año 2019 con tal de poder cambiar antes la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El objetivo es regatear el posible veto a la senda de déficit en el Senado -donde el PP cuenta con mayoría absoluta-, reseñó el diario El Mundo.

El problema radica en que la estabilidad presupuestaria que ansía alcanzar el Gobierno español no logrará hasta que el déficit fiscal sea reducido. Podría ser con el posible financiamiento del Banco Central Europeo (BCE), según analistas.

Y es que para el Ejecutivo y su principal socio, Unidos Podemos, la prioridad no está en los plazos legales sino en que el Estado pueda utilizar en las Cuentas los 6.000 millones de euros más de gasto público que Bruselas ha autorizado. Cuando acordó flexibilizar el déficit para que el límite del próximo año sea del 1,8% en lugar del 1,3% previsto con anterioridad.

Ya queda de parte del Ministerio de Economía, dirigido por Nadia Calviño, evitar que esos 6.000 de euros no requieran un crédito adicional. Se da en un contexto de exigencia del sector pensionista de aumentar sus prestaciones sociales al ritmo del IPC, es decir, la inflación.

Lea también: Ocupación en hoteles de España bajó 2,2% en julio

Obstáculos para la estabilidad del Presupuesto de España

A ese argumento se agarra ahora el Ejecutivo para no aprobar en este momento la senda de déficit. Precisamente, es la enmendada Ley de Estabilidad Presupuestaria la que le obligaba a hacerlo antes del lunes. Justo un mes después de que el Congreso tumbara la anterior propuesta de déficit presentada por el Gobierno.

Sin embargo, existe el revés político de un bloqueo por parte de la oposición en el Congreso a esta medida. Podría opacar los planes fiscales del socialismo español en el Gobierno.

Al tratarse de un paso previo para fijar el techo de gasto público en los Presupuestos. Es la consecuencia sobrevenida es que las Cuentas tampoco podrán llevarse en plazo al Parlamento.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close