Pelean por las plazas del narco en la Ciudad de México

189

Desde febrero, en la Ciudad de México se han registrado numerosas ejecuciones violentas. Las mismas estarían  relacionadas con el enfrentamiento de bandas criminales que pelean por las plazas del narco. De esta manera, la PGJ ya identificó a los grupos rivales generadores de violencia.

Tras el asesinato de  Francisco Javier Hernández Gómez, “Pancho Cayagua”, cabeza de La Unión de Tepito, y de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias  “El Ojos”, líder del Cártel de Tláhuac, han surgido grupos que a sangre y fuego se disputan el territorio.

En el sur, existe una banda criminal, denominada “La Gorda”,  encabeza por Rodolfo Rodríguez Morales,  e identificada por las autoridades como “Los Rodolfos”. La misma busca apoderarse de toda la estructura criminal y las rutas que por más de 10 años fue tejiendo “El Ojos”. Siendo su objetivo principal  invadir toda la zona de CU y la Zona Rosa.

El reporte recalca que con la muerte de Pérez Luna, “Los Rodolfos”, empezaron a aumentar. De Xochimilco se están expandiendo a Tlalpan, Coyoacán, Magdalena Contreras, Iztapalapa, Milpa Alta y Tláhuac. De hecho, son quienes tienen el control de la venta de drogas al menudeo en CU.

Mientras que  la célula de Roberto Moyado Esparza, “El Betito”, es quien ha sembrado el terror en el centro. Según la PGJ, “El Betito”  ordenó el asesinato de “Pancho Cayagua”. Su objetivo era  inciar la lucha por apoderarse de la cúpula de la Unión Tepito y el llamado “Corredor Insurgentes”.

Buscan adueñarse de toda la ciudad

Cabe destacar que “El Betito” tiene su zona de influencias en las delegaciones Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Venustiano y Cuauhtémoc. Así como también en Carranza, Iztacalco, Álvaro Obregón, y la GAM. Durante este primer trimestre, la violencia incrementó en estas entidades.

Luego de que las autoridades locales identificaron a estos grupos, se percataron de otro problema más grave; los de “El Betito” y “Los Rodolfos” aspiran adueñarse de toda la ciudad.  Situación que ha generado un gran número de ejecuciones.

Desde febrero hasta la fecha la PGJ se encuentra investigando cinco casos de intimidaciones a mandos de la SSP adscritos a Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco. Así como dos de la dependencia investigadora en Venustiano Carranza y GAM.

A estos les han exigido con narcomantas y leyendas en cadáveres  que no “cambien de bandos” o serán los próximos ejecutados. Dichos mensajes son firmados por La Unión Tepito y “Los Rodolfos”, quienes sostienen una guerra con lo que queda del Cártel de Tláhuac.

Vea también:  Trump acusó a México de “hacer poco contra el crimen”