Errores judiciales impedirían restablecer la pena de muerte en Perú

189

Perú.- Los errores presentes en el sistema judicial peruano serían unos de los impedimentos en el desarrollo del proyecto de ley, que busca establecer la amplitud eventual del alcance de la pena de muerte en el país para los violadores de menores. Así lo aseguró el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez

El funcionario expresó que respeta las posiciones generadas tanto a favor como en contra de la propuesta de restablecer la pena de muerte para quienes cometan crímenes de violación contra menores de cinco años, la cual ha encendido durante las últimas semanas el debate político en la nación. Sin embargo, indicó que se opone a dicha medida, misma que ha encontrado resistencia por las posibles consecuencias que podría genera para el Perú.

Rodríguez afirmó en declaraciones a la prensa local, que justamente uno de los motivos por los cuales la pena de muerte no existe en el país, son los errores judiciales, e hizo referencia al caso de Jorge Villanueva, mejor conocido como el “Monstruo de Armendáriz” quien en 1957, cuando contaba con 35 años, fue condenado a pena de muerte y fusilado por los cargos de secuestro, violación y asesinato a un niño de 3 años, delitos que según la existencia de nuevas evidencias, no cometió.

 “Una condena a un inocente”, señaló el representante del Poder Judicial, quien recalcó que errores como estos resultan ya irreparables.

Implicaciones internacionales

Con relación al proyecto y la posible repercusión que tendría a nivel internacional la aprobación del mismo, aseveró que lo primero que habría que hacer en caso de restablecer la pena de muerte en el país, sería en el marco nacional, modificar la Constitución, y en el área internacional, abandonar el Pacto de San José de Costa Rica y con ello, dejar la Convención Americana de Derechos Humanos.

Asimismo, destacó que no es propio del Estado de derecho retirarse de los organismos que velan por las libertades individuales y derechos, por favorecer una propuesta que podría tener otras soluciones alternativas, tales como el endurecer las penas y reducir los beneficios penitenciarios.