domingo, octubre 24, 2021
InicioOpiniónPerú: "5 de junio, un futuro incierto"

Perú: «5 de junio, un futuro incierto»

Dos candidatos en carrera para ocupar el sillón presidencial, la cuenta regresiva que pone en vilo a todo un país.

Desde dos flancos, la política peruana, un ejemplo de caos, una caricatura o «política chicha», teniendo en cuenta que este término se utiliza, para agudizar la precariedad.

Fujimori y Kuczynski, dos partidos y pasados muy coloridos. Separados por algunos puntos, según las encuestadoras, cifras que no se pueden tomar como oficiales. Y que, en años anteriores han sido muy cuestionadas por inflar cifras, algo que expresó el ex asesor del fujimorismo, Vladimiro Montesinos.

Electorado

Es un país que está a punto de despertar, pero no se sabe cuando. Existen ciudadanos, que no deberían tener esta distinción, por desgracia no es una minoría, esos votos por simpatía, por carisma, hasta porque el candidato es agradable y tiene un rostro de catálogo. Es sorprendente, pero todavía se compran votos, ya sea por un kilo de arroz, o, es acaso que los candidatos se aprovechan de los electores de extrema pobreza. Aquellas personas que antes de pensar en un voto, piensan en su meta más cercana, «que es lo que comerán en el día».

De otro lado existe una gran cantidad de jóvenes, en su mayoría, nacidos en los años noventa. Personas dispuestas a incursionar en la política, reclamar sus derechos y no bajar los brazos ante tantos abusos de poder, la información distorsionada y la concentración de medios.

El mal menor

Cada quinquenio, cada regreso a las urnas es un infierno, los peruanos tienen que escoger entre el mal menor, el que está menos nombrado en los casos corrupción. El que hizo una ley más que el otro, cuando estuvo en Congreso o quien vendió menos patria.

El caso de la tacha a Keiko Fujimori, la entrega de dinero en un festival de baile. En fotos se puede ver a la líder de Fuerza Popular, entregando un sobre con trescientos nuevos soles ¿alguna duda?. Al parecer sí, al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y al Jurado Electoral Especial (JEE) le parecieron pruebas insuficientes para dejar fuera de carrera a Fujimori. Este fallo causó el repudio de la gente. Como consecuencia se realizó una marcha desde la Plaza San Martín hasta el local de dicho ente regulador, que al parecer, poco tiene de regulador.

César Acuña no tuvo la misma suerte. El empresario tuvo que salir de carrera por donativos a comerciantes de Chosica. Y así, el partido Alianza por el Progreso quedaba fuera de las elecciones presidenciales. Acuña al ser consultado por su exclusión optó por dar la siguiente declaración: «He sido apartado por ser una persona solidaria».

Julio Guzmán corrió con la misma suerte que Acuña, pero en este caso, se excluyó a Guzmán por un tema administrativo. Sin embargo, este no se resignó a quedar fuera de la contienda y tuvo todo tipo de apelativos en contra de sus opositores. Además de expresar que las elecciones en el Perú estaban exentas de democracia.

La izquierda que resucitó con Verónica Mendoza, volvió a quedarse en el camino, con un tercer lugar en la primera vuelta, parece que la izquierda peruana, está destinada al olvido. Una persona que no tiene respuestas para las preguntas, así se vio la líder del partido Frente Amplio en el último debate previo a la primera vuelta.

Nos queda esperar…

Los candidatos se dividen el país. Por una parte el fujimorismo defiende al ex presidente, el presidiario acusado de crímenes de lesa humanidad. Y por el otro lado, está el empresario que vendió el país en más de una oportunidad.

Pero se tiene que elegir a uno u otro, peruanos acostumbrados a los males. Y entonces se tendrá que elegir, la enfermedad que puede ser tratable y nos deje respirar en agonía.

Cuando será el día que el voto sea voluntario y aun así, se acerque todo el país a las urnas, siendo más cívicos, cuando la educación deje ser «criolla», cuando nos aprendamos a respetar a los demás, y no vivamos bajo la filosofía de la selva, destruir para avanzar.

Dónde quedaron los políticos que servían al pueblo, aquellos que daban su vida por la sociedad. Que deformado está el mundo, o quizá no es el mundo sino quienes la habitamos. El problema viene a surgir una vez más, porque tenemos que ser repetitivos y votar por quienes han arruinado este país tan diverso, tan extenso y apreciado por su gastronomía.

A diferencia de otros lustros, en estos comicios las opciones no faltaron, mas partidos, más candidatos. ¿Entonces, por qué insistimos con los mismo?. No es ajeno pensar, que estamos acostumbrados al mal conocido, que al bueno por conocer. Es un problema de percepción, de no tomar riesgos. De vivir en la malicia y enredados en el poder que nos aleja de la educación y pretenda tener siempre a un pueblo sometido, con sus mismos candidatos, de generación en generación.

«Somos quienes elegimos y este 5 de junio el país espera de nuestro apoyo. La democracia con sus errores, es la mejor forma de gobierno.»

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments