Perú: hasta siempre Oswaldo Reynoso

Must read

Fallece el escritor peruano, Oswaldo Reynoso. La palabra está de luto.

A sus 85 años deja en el Perú una huella imborrable, el autor de «Los inocentes», ahora junto a sus imaginarios personajes y su pluma exacta y prodigiosa, su «Lima en Rock» lo esperaba en la eternidad, en el paseo del no retorno. El viaje del hasta siempre que hoy conmueve a sus amigos y millones de lectores en el mundo.

El deceso fue confirmado por el poeta Carlos Yrigoyen, que escribió un sentido homenaje al escritor en su cuenta de facebook. Sus restos serán velados en algunas horas en la antigua estación desamparados, Casa de la Literatura Peruana, la familia realizó este pedido para que sus amigos cercanos y sus lectores se puedan acercar a despedirse del autor de «En octubre no hay milagros».

La prosa urbana y refinada de Reynoso fue reconocida en el 2013, año en el que La Casa de La Literatura, que condecoró al escritor por su aporte a la literatura peruana.

La literatura peruana queda sentida, con el recuerdo de un gran hombre que deja un legado en sus letras. Los inocentes (1961) un libro de cuentos tan descriptivo que parece real, una Lima que vive en Rock, la bohemia y ternura que se mezclan entre sus personajes. No se puede hablar de Reynoso sin mencionar a el Príncipe, el cara de ángel, colorete. Ese argot peruano, la viveza, la forma de vivir cuando los medios se deforman, pero la vida siempre gira alrededor de las acciones.

Otras creaciones de Oswaldo Reynoso: Luzbel (1955), El escarabajo y el hombre (1970), En busca de Aladino (1993), Los eunucos inmortales (1995), Tres estaciones (2006),  En busca de la sonrisa encontrada (2012)

Hoy es un hasta luego, porque un escritor es inmortal, siempre estará presente en cada una de las páginas que deja, en las nuevas ediciones que saldrán. Sus cabellos plateados, sus lentes siempre con mirada fija y misteriosa, extrañará la panza de burro y el aroma a humedad. Lima tenía un Príncipe, hoy partió para siempre a la inmensidad. Las letras están de luto y esperando que Oswaldo Reynoso haya encontrado «Un corazón a la altura de su inocencia».

More articles

Latest article