Plantearon ley en Argentina para evitar corrupción de funcionarios antes de que asuman sus cargos

71

La corrupción es un flagelo que está cobrando una gran relevancia en Argentina puesto que cada vez son más los casos que involucran a altos funcionarios públicos y personalidades reconocidas. El Gobierno actual ya toma sus previsiones y parece apretarse los pantalones ante ese problema.

El presidente del llamado “bloque radical” del Senado, Mario Negri, presentó ayer un proyecto de ley para reformar la vigente Ley de Ética Pública. Esto con el objetivo de que la Oficina Anticorrupción (OA) emita dictámenes antes de que un funcionario asuma su cargo.

La medida podría tomarse con la finalidad de evitar conflictos de intereses, que son muy típicos en unas redes de corrupción en las que afloran pugnas de grupos de presión internos que emplean recursos y fondos públicos, según las investigaciones que constantemente ha reseñado el conocido diario argentino El Clarín y otros grandes medios de ese país.

Lucha partidista contra la corrupción de los funcionarios

La iniciativa lleva también las firmas del secretario parlamentario del bloque de la UCR, Luis Borsani; el secretario general de la bancada, Miguel Angel Bazze, y la diputada Karina Banfi, especialista en temas de transparencia.

Esta propuesta no es casualidad. Fue presentada unos pocos días después de que Valentín Díaz Gilligan, subsecretario general de la Presidencia de la Nación, se viera obligado a dimitir de su cargo por una serie de imputaciones en su contra debido a presuntos delitos de malversación de fondos que sustrajo del Fisco nacional para depositarlos sin declaración jurada en una cuenta en un banco de Andorra.

La fiscal federal Alejandra Mangano abrió una investigación y lo imputó por presunto lavado de dinero.

Otros funcionarios bajo la lupa de la OA por posibles conflictos de intereses son los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Agroindustria, Luis Etchevehere; de Finanzas, Luis Caputo, y de Energía, Juan José Aranguren, publicó El Clarín.

“Con esta propuesta se puede capitalizar la experiencia de la Oficina Anticorrupción para que su intervención sea temprana y de carácter preventivo, especialmente en materia de regulación de los conflictos de intereses”, aseguró Negri, quien también preside el bloque de partidos políticos que forman parte de la coalición Cambiemos, la cual llevó al poder en 2015 a Mauricio Macri.