Colombia: Surgió polémica por la medida de prohibición de parrilleros hombres

111

Colombia.- La medida de prohibición de parrilleros hombres en motos implantada en Bogotá creó polémicas en cuanto a la delincuencia.

El alcalde Enrique Peñaloza impuso un decreto de prohibición de parrilleros hombres en motos en el pasado mes de febrero con el objeto de poner freno a los crímenes y asaltos donde estaban involucrados los motorizados.

De igual manera dicho decreto se refería al alto índice de los accidentes de tránsito donde estaban involucradas las motos.

Opiniones contradictorias

En el sector de Teusaquillo, donde se aplica esta medida, varios vecinos opinaron que la seguridad no ha mejorado, se siguen efectuando robos y fechorías en motos.

Miguel Forero, Presidente de SOS Motociclista, aseguró que “el tema sigue siendo el mismo porque capturan a los delincuentes y dos horas después están afuera. De nada sirve que digan que está mejorando la seguridad si los están dejando libres”.

El Gremio de Moteros de Bogotá manifestó que “son paños de agua tibia” frente al problema de la seguridad”.

Asimismo señalaron que quienes realmente utilizan la moto como medio de trabajo les ha sido muy difícil la movilidad y sin embargo el problema de inseguridad continúa.

“Lo que hicieron fue molestarnos a nosotros que tenemos la moto para bien.Ahora no podemos transportar hombres” afirmaron.

Por otro lado, el Alcalde  de Bogotá, Enrique Peñaloza, afirmó que “la prohibición de parrillero hombre redujo el número de atracos y se impusieron 293 comparendos y se realizaron 107 inmovilizaciones, no solamente en el área de restricción sino también en las demás áreas de la ciudad, porque como hay más controles esto ha ayudado a que se reduzcan los niveles de la delincuencia “

Nuevo modo de operar

Asimismo informaron los denunciantes que los delincuentes están utilizando ahora dos motos, cada ladrón tiene una moto, uno realiza el robo y el otro lo protege en una especie de emboscada a la víctima, entonces es lo mismo y hasta puede ser peor. La polémica continúa y se hace necesario reforzar las medidas ya tomadas.