Policía evitó posible masacre en Barcelona

119

España.- Se impidió una posible masacre gracias a la Policía Nacional de España, deteniendo a un hombre de 36 años que amenazó a través de las redes sociales con repetir lo ocurrido en Orlando.

El personaje involucrado en el hecho aparentemente tenía planeado atentar contra el colectivo LGTB en el Circuit, uno de los festivales LGBT más importantes del mundo y que se celebra al llegar cada verano en Barcelona.

El sujeto poseía una pistola de 9mm cuando fue detenido y grabó varios videos que colgaba en Youtube animando a atacar al colectivo LGTB, a disparar en la cabeza a personas homosexuales y a tratarlos “peor que a los animales”, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. En otros videos salía enseñando dos armas de fuego, haciendo una serie de advertencias de que iba a repetir la masacre de Orlando en un famoso acontecimiento LGTB que tiene lugar cada año en Barcelona. Estos vídeos ya han sido retirados de la internet para evitar herir susceptibilidades. 

Se conoció en días pasados que el detenido presenta antecedentes por malos tratos y lesiones y sobre él pesa una orden de búsqueda por parte de un juzgado de Barcelona, así como tiene en vigor una privación al derecho de tenencia de armas. Al tratarse de un arma simulada, tuvo acceso a ella a pesar de esta prohibición. Esta persona tampoco disponía de la tarjeta municipal necesaria para la reglamentación de estas armas.

Un colectivo LGBT de Madrid que lleva por nombre Acrópolis lo denunció y ha agradecido en un comunicado público el trato y las acciones tomadas por la unidad de delitos tecnológicos de la Policía Nacional. 

En sus publicaciones en redes sociales, el detenido hacía constantes alusiones al colectivo homosexual, a los que se refería con expresiones como “enfermos”, “drogadictos”, “sidosos” o “aberraciones de la naturaleza a exterminar”. Desde que se ha hecho pública la noticia, Acrópolis está recibiendo amenazas de muerte por haber interpuesto la denuncia, tanto vía telefónica como por redes sociales, que han puesto en conocimiento de la Policía.

Actualmente el sospechoso enfrenta una condena de entre 1 y 4 años de prisión, además de una multa de entre 601 y 30 mil euros por una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *