miércoles, septiembre 22, 2021
InicioInternacionalesPolítica brasileña en la cuerda floja

Política brasileña en la cuerda floja

Brasil.- Una nueva cadena de denuncias de corrupción relacionada con la estatal Petrobras aumenta los problemas políticos de Brasil.

En medio del proceso de destitución de la presidenta electa Dilma Rousseff, este sábado una serie de denuncias aumentaron el conflicto en el delicado caso de la estatal Petrobras y pone en riegos tanto al gobierno interno de Michel Temer como al suspendido cargo de Rousseff.

De acuerdo con las publicaciones de la revista Veja e Istoé, Rousseff es objeto de las acusaciones que realizó el empresario detenido Marcelo Odebrecht en su acuerdo de delación premiada con la justicia a cambio de la reducción de su condena a 20 años de prisión.

[pullquote]Odebrecht habría aceptado que pagó sobornos para la campaña presidencial de 2014[/pullquote]

Aunque las acusaciones no han sido confirmadas por las autoridades, el medio de información ha señalado que el entonces ejecutivo afirmó que su conglomerado sufragó mediante sobornos la campaña de reelección de Dilma Rousseff y Michel Temer en 2014.

De ser confirmadas estas acusaciones, la justicia electoral podría dictar nulo el actual mandato presidencial y tanto la presidenta Dilma, del Partido de los Trabajadores (PT), como el presidente interino Temer, del Partido Demócrata Brasileño (PMDB) podrían ser destituidos.

Estas acusaciones aumentan la tensión política del país tras las investigaciones que ya vienen realizando funcionarios de El Tribunal Supremo Electoral (TSE) por acusaciones de financiamiento ilegal de la campaña por desvíos del esquema de corrupción de la estatal petrolera Petrobras, en el caso conocido como Lava Jato.

De ser anulado el mandato actual este mismo año, el Congreso debería convocar a nuevos comicios dentro de tres meses, mientras que si fuera anulado después de diciembre, el Parlamento elegiría de forma indirecta a un nuevo presidente dentro de los miembros.

Mientras que dentro de la línea sucesoria seguiría marcada por los obstáculos: el segundo, después de Temer, sería el presidente de la Cámara de diputados, Eduardo Cunha (OMDB) quien ha sido removido y remplazado en su cargo para ser ocupado por Waldir Maranhao, también es acusado de cobrar coimas. Por otra parte el Presidente del Senado, Renan Calheiros, también carga con acusaciones por coimas.

Según Veja e Istoé,  estas publicaciones hacen fuertes críticas al gobierno de Brasil, en donde se revela que el tesorero de la campaña de Dilma y también ex ministro de Comunicaciones, Edinho Silva, recibió los aportes ilícitos de Odebrecht en cuentas que mantenía ocultas en el exterior, con las que llegó a pagarle al asesor de imagen Joao Santana, quien ya se encuentra en prisión.

Odebrecht también hizo mención sobre haberle pagado mensualidades de unos 15.000 dólares al ex secretario privado de la presidenta Dilma, Anderson Dornales.

«La ofensiva de sectores de la prensa con el objetivo de atacar la honra personal de la presidenta no prosperará. Está fundada en una calumnia», se defendió en un comunicado este fin de semana la mandataria suspendida Dilma Rousseff.

 

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments