Por ahora no cerrarán cuentas bancarias de Instituto del Cannabis

87

Uruguay.- El Banco República anunció que cerraría las cuentas bancarias de las farmacias relacionadas con la comercialización de marihuana e imposibilitaría nuevas aperturas.

La justificación fue que tener clientes vinculados con la comercialización del cannabis dejaría expuestas a las entidades bancarias que marchan bajo la reglamentación federal de Estados Unidos, donde no está autorizado operar con transacciones relacionadas con la marihuana, pero no hizo la misma mención para la enumeración del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), al menos hasta el momento.

Según reseñó el portal de El Observador, los operadores bancarios que se desempeñan en Estados Unidos “continúan legalmente frenados de admitir fondos originados, directa o secundariamente, de la actividad del cannabis y sus derivados”, manifestó el presidente del Banco República, Jorge Polgar.

El hecho de que lo haya esclarecido de manera directa o indirectamente resulta clave, debido a que, si bien es cierto que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis no participa en el negocio de la comercialización de marihuana, porque son los establecimientos farmacéuticos quienes lo hacen, recibe una comisión de los ingresos de los comercios que se efectúan.

En el pasado mes de noviembre, en el Instituto informó al mencionado medio sobre las proporciones de la ganancia de la comercialización de marihuana en farmacias.

La cancelación por gramo a las compañías productoras sería de US$ 0,90, al que se le debería añadir el treinta por ciento de margen para las farmacias y otro diez por ciento para el Ircca, comunicaron en ese momento.

Resultado de imagen para Uruguay: Ofrecieron distinción al Instituto del Cannabis

El diario El Observador intentó comunicarse con el Banco República, pero las autoridades decidieron no hacer declaraciones oficiales.

Por otro lado, el especialista en lavado de activos, Ricardo Sabella, discurrió que “es una zona gris“, debido a que el Instituto no participa directamente en la comercialización.

“No considero que se deba cerrar la cuenta, pero es muy necesario ser transparentes, porque se llegan a enterar (sin haberles notificado) y tenemos un inconveniente atómico”, manifestó. “Va a formar parte de la interpretación que quiera proporcionar el banco corresponsal y la limitación que pretenda imponer”.