besar a un perro

Por besar a su perro perdió la nariz, brazos y piernas

530

El 26 de junio de este año tuvo lugar un caso inédito, que le dio la vuelta al mundo. Un hombre estadounidense de 48 años de edad perdió su nariz, los dos brazos y ambas piernas (de las rodillas hacia abajo) tras besar a un perro.

Se trata de Greg Manteufel, residente de Wisconsin. Según el testimonio de su esposa Dawn, esa mañana presentó síntomas que le hicieron creer que se trataba de gripe. Sin embargo, con el paso de las horas la situación se complicaba y decidieron acudir a un hospital.

Al ingresar al centro de salud, afiebrado, con muchos vómitos y varios moretones en todo el cuerpo, los médicos comenzaron a tratarlo con antibióticos. No obstante, Greg se agravaba y fue entonces cuando decidieron practicarle una serie de exámenes para detectar lo que realmente sucedía.

Las pruebas indicaban que había contraído una severa infección en la sangre, causada por bacterias dañinas presentes en la saliva de los perros. La bacteria, de nombre Capnocytophaga canimorsus, se encuentra también presente en gatos, pero habitualmente no es dañina para los seres humanos; aunque existen ocasiones donde puede envenenar la sangre.

Tras el diagnóstico, se conoció que en efecto Greg Manteufel terminó así por besar a un perro. Pudo tratarse del suyo propio, pero también de cualquiera de los que él acostumbraba a brindarle cariño; se supo que además de montar su motocicleta, era apasionado de cuidar a perros sin hogar.

Vea también: Surge una nueva alternativa para el control de la diabetes

Un largo camino

A una semana de aquel 26 de junio, debieron amputarle los brazos y piernas, además de perder la nariz. Según el parte médico, la infección que contrajo hizo que la presión sanguínea del hombre cayera y la circulación hacia sus extremidades se redujera.

Desde junio, Greg pasó por al menos 10 cirugías y hace dos semanas fue dado de alta del Froedtert & The Medical College of Wisconsin, en Milwaukee.

Los médicos encargados de su tratamiento y recuperación se sorprenden de su optimismo y buena predisposición. El hombre mantiene una actitud muy positiva y tiene una determinación absoluta de volver a caminar con prótesis.

Vale destacar que su horrible experiencia no afectó el amor que siente por los canes. Su esposa contó que cuando su esposo regresó a casa, su mascota fue a acurrucarse con él para ver la televisión. “Todavía me gustan los perros“, manifestó él.

Pese a haber perdido sus extremidades por besar a un perro, tiene una actitud muy optimista. El camino que queda es muy largo, deberá pasar por cirugías reconstructivas en su rostro.

Adicionalmente, “las prótesis se las ajustarán en etapas a medida que su piel y sus heridas comiencen a curarse”, indicó el especialista en medicina física y rehabilitación del hospital, David Del Toro.




3 thoughts on “Por besar a su perro perdió la nariz, brazos y piernas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *