Salud

Por brote de E. coli prohíben lechuga romana en EE.UU. y Canadá

Menores de 5 años de edad y mayores de 65 corren mayor riesgo de contraer la enfermedad gastrointestinal

A causa de haberse descubierto múltiples casos de infecciones gastrointestinales producidas por una cepa de E. coli, el Centro para el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés) emitieron este martes una alerta; indicaron que está prohibido consumir, vender y distribuir lechuga romana en cualquiera de sus presentaciones para evitar un mayor brote de E.coli.

Según se conoció, a través de un comunicado detallaron que 32 personas en 11 estados diferentes resultaron infectadas; 13 de las cuales ameritaron hospitalización, entre las cuales una desarrolló insuficiencia renal. Lo mismo sucedió con 18 personas más, en dos provincias canadienses.

El CDC agregó que las “pruebas epidemiológicas” en ambos países sugieren que el posible culpable es la lechuga romana.

“Las personas que han enfermado por este brote se infectaron con la bacteria Escherichia coli, que tiene el mismo ADN que la cepa de E. coli que apareció en un brote de 2017; y que estaba relacionado con hojas verdes en los Estados Unidos y con lechuga romana en Canadá”, reza parte del texto.

En virtud de que para la fecha no han determinado qué fabricantes o distribuidores están involucrados en el brote de E.coli, nadie debe preparar o consumir “todos los tipos o partes de la lechuga romana, como sus hojas, los corazones de la lechuga; así como las bolsas y cajas de lechugas que ya vienen cortadas y mezcladas en ensaladas que contienen lechuga romana”.

brote de E.Coli

Vea también: Revelaron hábitos de jóvenes colombianos que dañarían su salud

¿En qué consiste la enfermedad?

Según información de la Clínica Mayo de EE.UU., por lo general, las bacterias Escherichia coli viven en los intestinos de las personas y de los animales sanos.

La mayoría de las variedades de Escherichia coli son inofensivas o causan diarrea breve en términos relativos. Sin embargo, algunas cepas particularmente peligrosas, como la Escherichia coli O157:H7, pueden causar cólicos abdominales intensos, diarrea con sangre y vómitos.

Se puede estar expuesto a la Escherichia coli proveniente del agua o de los alimentos contaminados. Sobre todo de los vegetales crudos y de la carne de res molida poco cocida.

Los adultos sanos se recuperan de la infección por la Escherichia coli O157:H7 en una semana. Pero, los niños pequeños y otros adultos corren un riesgo más elevado de manifestar una forma de insuficiencia renal que puede poner en riesgo la vida, denominada «síndrome urémico hemolítico».

Los síntomas más comunes en un brote de E. coli son: severos dolores estomacales, vómitos y diarreas que pueden incluir trazas de sangre.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close