Portugueses piden a gritos que Madonna abandone su país

Aunque siempre se ha pensado que la visita de Madonna a cualquier país es un honor, pero en Portugal la artista y sus excentricidades ofendieron a los habitantes al punto de querer echarla del país lo más pronto posible

Resulta que su actitud de diva llegaron al extremo y los ciudadanos indignados la quieren fuera a la brevedad, todo esto por un impase por un caballo en una filmación y el uso de áreas públicas para estacionar gran cantidad de coches, restando espacios para los habitantes.

La reina del pop, quien llegó a Lisboa- Portugal hace año y medio fue una grata noticias para los vecinos, la artista decidió radicarse en la localidad para estar cerca de su hijo David Banda, quien ahora forma parte del equipo de futbol del Benfica.

Pese a que inicialmente su imagen había sido beneficiosa para impulsar el turismo de la localidad, ya este canje no es suficiente para soportar sus actitudes de diva a la que catalogan como soberbia y arrogante.

Vale resaltar que Madonna había obtenido un permiso de residencia exprés de la mano de Constança Urbano de Sousa, la ministra de Administración Interna.

Madonna generó la molestia cuando inició la grabación de su último video clip del tema “Indian Summer”, para ello alquiló un palacete del siglo XIX propiedad del consistorio de Sintra, por una semana este inmueble .

No acepta negativas

No se presentó ningún problema hasta que a Madonna se le ocurrió la flamante idea de meter un caballo en el lujoso hall del palacete, por lo que requería un permiso del ayuntamiento que se lo negaron de inmediato para proteger el costoso piso de madera, que recientemente lo habían restaurado.

Tal parece que Madonna no está acostumbrada a aceptar un no por respuesta y salió furiosa a hablar directamente con el alcalde Basilio Horta.

Madonna es una artista, pero el palacio es de todos, y no dejaremos que sea dañado, hay cosas que el dinero no puede pagar”, respondió el funcionario.  Por tanto, intentó contactar al primer ministro de Portugal, Antónito Costa. Sus movimientos resultaron infructuosos y las autoridades decidieron instalar policías en la edificación para evitar que Madonna cumpliese su cometido, de modo que el caballo no pudo ser parte de la filmación.

Adicional a ello, Madonna manifestó que los lusos eran unos ingratos y los mensajes en los que se expresaba se hicieron públicos.

 “¡Yo he dado tanto a este país y cuando pido que me hagan un simple favor -para mostrar Portugal al mundo, encima-, me responde con un ‘no’! Todo esto es culpa tuya, porque fuiste tú quien me convenció para que me mudara aquí”, dirigiéndose a su agente.

Ana Karina Santos

Ana Karina Santos

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email