¿Es posible visitar Venecia sin turistas?

338

Italia.- “Prossima vernata Venezia Santa Lucia” anunció el conductor de tren a través del altavoz unos minutos antes de llegar a Venecia.

En seguida se observó el cruce del tren el Ponte della Libertà, que conecta las islas venecianas con tierra firme.

Esta es una clara señal de que casi he llegado y de que al otro lado del puente me aguarda uno de los lugares más románticos y representativos del mundo, Venecia.

Gran cantidad de personas expresan que es una ciudad sobre valorada y masificada, pero para mí continúa siendo un destino en el que descubrir nuevos rincones y sentir la sensación mágica y romántica de la que tantos poetas hablan.

venecia

Turismo en Venecia

Venecia en verano se encuentra masificada. Cualquier turista que llegue en esa época lo sabe de antemano.

Un paseo por la Piazza San Marco puede resultar una pesadilla de turistas con cámaras y palos selfi para tomar instantáneas.

De ese modo los canales se encuentran repletos de góndolas que pasean a parejas y turistas, en lo que parece más un atasco en hora punta que un paseo romántico y tranquilo.

Cabe destacar que conseguir reserva en un restaurante en los distritos de San Marco o San Polo puede llevar horas.

No es de extrañar, ya que Venecia resulta una ciudad que atrae anualmente a más de veinte millones de personas que quieren visitar los mismos puntos de atracción turística.

Lo anterior no significa que no haya que viajar a Venecia en verano. Pero se encuentra bien conocer a qué lugares acudir durante los meses de estío.

Y en qué estación del año se puede volver para visitar las atracciones principales. 

Por último, Castello y Cannaregio son los dos de los barrios más grandes de Venecia.

En ese lugar se puede vivir el día a día de la ciudad: gente con bolsas de la compra de regreso a casa, niños que juegan al fútbol en una plaza y mujeres que tienden la ropa. 

Cabe destacar que los días en Castello y Cannaregio son tranquilos y pacíficos.

Paso las sobremesas bebiendo vino junto a los canales o leyendo un libro en alguno de los muchos cafés.