Presentaron proyecto para prohibir terapias de conversión a menores en Idaho

387

Estados Unidos.- Pretenderán prohibir terapias de conversión a través de un proyecto de ley que tiene como propósito impedir tratar a menores de edad en Idaho.

Según una investigación, cerca de 20 mil adolescentes y jóvenes están en riesgo de ser obligados a superar estos métodos a manos de terapeutas.

Si se toma en cuenta a los asesores religiosos y consejeros espirituales, entonces se estaría hablando de 57 mil adolescentes.

El representante de Boise y patrocinador de la Ley de Protección de la Salud Mental de los Jóvenes, John McCrostie, aseguró que:

“La práctica de las terapias de conversión, para intentar cambiar a los jóvenes a que no sean homosexuales, es muy perjudicial”.

McCrostie  es uno de los promotores de la Ley HB-389. Tiene como principal propósito prohibir que profesionales con licencia recomienden terapias de conversión a persona menores de 18 años.

Estas terapias de conversión conducen a la depresión

Se entiende como terapia de conversión cualquier tratamiento que tenga como objetivo cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona.

Esto incluye los procedimientos para cambiar comportamientos de género o para eliminar o reducir las atracciones, sentimientos sexuales o románticos hacia personas del mismo sexo.

Los jóvenes expuestos a este tipo de tratamientos sienten una mayor tendencia a sufrir depresiones, así como tendencias suicidas.

Estas terapias se apoyan en la idea de que la homosexualidad es un trastorno mental, según publica la American Psychological Association en su informe Just the facts about sexual orientation an youth.

Esto es rechazado por todos los profesionales que forman parte de la Asociación Estadounidense de Psicología, así como condenado por la Organización Mundial de Psiquiatría.

La recomendación de la Academia Estadounidense de Pediatría para los menores de edad es:

“Evitar cualquier tratamiento que afirme ser capaz de cambiar la orientación sexual o las ideas de tratamiento de una persona que ve la homosexualidad como una enfermedad”.

Diversos estados norteamericanos prohibieron estas terapias

En la actualidad, los estados que prohíben las terapias de conversión son: Oregón, Vermont, Illinois, Nevada, Connecticut, California, Rhode Island, Nueva Jersey, Nuevo México y Washington D.C.

De aprobarse la Ley HB-389 en Idaho, cualquier especialista que aplique a un menor; una terapia de conversión se enfrentará a medidas disciplinarias. 

Consideran también tomar medidas similares: Iowa, Kansas, Texas, Maine, Hawai, Florida, Misuri, Arizona, Virginia, Minnesota, Pensilvania, Wisconsin, Massachusetts, Nueva York y Virginia Occidental.