Presidente de Honduras desplegó al Ejército tras oleadas de protestas

240

Cada día aumenta mucho más el repudio contra el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, y se hace evidente gracias a las masivas manifestaciones que mantienen paralizado al país centroamericano.

Durante la jornada que estuvo marcada por la violencia, del pasado miércoles, al menos nueve personas perdieron la vida y otras más de 20 resultaron heridas.

Pero estas manifestaciones de los hondureños iniciaron el pasado mes de abril en Tegucigalpa y otras ciudades del país, como respuesta a reformas impuestas por el Ejecutivo en el sector salud y educación. Posteriormente otros sectores se han unido a las protestas.

Lea también Haití registró nuevas protestas contra el presidente Jovenel Moise

Segundo mandato del presidente de Honduras

Tras lograr un segundo mandato en medio de unas elecciones controvertidas, la legitimidad del presidente de Honduras ha sido fuertemente cuestionada. De hecho, Hernández se reunió, este jueves, con su Consejo de Defensa y Seguridad y amenazó con mantener el pulso frente a quienes exigen el fin de su mandato.

A su vez, el mandatario hondureño ordenó el despliegue de las fuerzas armadas para contrarrestar las protestas en su contra y, dijo, “garantizar el derecho a la libertad de locomoción, protección de propiedad privada y pública y desde luego la protección de integridad de la población. El Estado tiene la obligación de garantizarle al pueblo la protección de su integridad y goce de sus derechos”.

Para Víctor Meza, director del Centro de Documentación de Honduras (Cedoh), la decisión del mandatario de desplegar a las fuerzas armadas es una “muestra de desesperación y debilidad”, que revela que Hernández “comienza a quedarse solo en un régimen carente de legitimidad y aceptación entre la población”.  

Un infierno socio-político

Honduras es una nación en crisis perpetua, que cumple ya dos meses de movilizaciones que demuestran el hartazgo de sus habitantes frente a la miseria, violencia, impunidad y corrupción que sufren día a día, problemas que el Gobierno no logra resolver.

A toda esta negligencia del Ejecutivo se suman también los escándalos que lastran la reputación del mandatario, cuyo hermano, Juan Antonio Hernández, fue acusado por fiscales federales estadounidenses de tráfico de “toneladas de cocaína a través de Honduras” con destino final EE.UU.

Ante tal acusación, la DEA también investigó al propio presidente de Honduras por supuesto vínculo con el narcotráfico internacional.

Al rechazo al plan reformista se unieron miles de estudiantes, convocados en redes sociales, que pronto exigieron el fin del mandato de Hernández bajo la etiqueta #FueraJOH (por las iniciales del nombre del mandatario).

El infierno en el que se convirtió Honduras ocasionó que decenas de miles de sus ciudadanos salieran en caravanas rumbo a EE.UU., agravando la crisis migratoria que mantiene tensas las relaciones entre el Gobierno de Donald Trump y el mexicano Andrés Manuel López Obrador.




One thought on “Presidente de Honduras desplegó al Ejército tras oleadas de protestas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *