presidente trump

Presidente Trump separó 463 familias más

85

EEUU.- Un total de 463 padres fueron deportados a Centroamérica sin sus pequeños luego que el presidente Trump se comprometiera a reunir a las familias migrantes en EEUU el pasado 20 de julio, según reportero del Gobierno federal.

Considero esta orden ejecutiva como muy importante. Se trata de mantener a las familias juntas mientras nos aseguramos de tener una frontera fuerte. No me gusta la imagen de ver a familias separadas”, aseguró.

Un mes después el primer mandatario de Estados Unidos parece haber olvidado su promesa.

Según un reporte del gobierno federal y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), 463 padres se ecuentran bajo deportación a Centroamérica sin sus pequeños.

La nueva ola de expulsiones agrava la crisis generada por la separación de más de tres mil familias, a 24 horas de que venza el plazo para que la administración estadounidense reúna a la totalidad de centroamericanos.

En la misma línea, el informe no detalla por qué estos extranjeros se ecneuntran “desterrados” del país norteamericano. Sin emabargo, funcionarios del gobierno reconocieron previamente que los padres salieron de suelo norteamericano sin sus hijos.

En tanto, la ACLU denunció que los padres firmaron la orden de deportación sin ladebida asesoría de un abogado.

El gobierno del presidente Trump continua sin cumplir con los plazos para reunir las tres mil familias separadas.

“El Departamento de Salud sabe la identidad y la localización de cada menor de edad de los 3 mil que están bajo nuestra custodia y actúa para proceder a la reunificación familiar de la forma más rápida que sea posible”, justificaba Alex Azar, titular de este despacho, el pasado 5 de julio.

La lupa internacional está sobre el presidente Trump

Las ONG del mundo y nacionales denunciaron el desorden con el que las autoridades estadounidenses se ecuentran llevando estos casos.

Tales como, la transpapelación de los expedientes y el desconocimiento de direcciones de de los padres deportados.

La juez de distrito Dana Sabraw en San Diego ordenó el mes pasado al gobierno reunir a los infantes con sus padres en el marco de una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles.

El pasado lunes el Departamento de Salud aseguró que hay 917 padres no cumplen los requisitos para recibir a sus hijos o que todavía no se sabe que si lograrán ser reunidos con ellos.

Esa cifra incluye a los padres que ya no se encuentran en el país, así como a los que se consideran no aptos debido a condenas penales o por otros motivos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *