Internacionales

¡Increíble! En menos de dos años han designado tres presidentes del BCV

El diputado Ángel Alvarado sostuvo que ninguno de los nombramientos fue autorizado por la Asamblea Nacional venezolana

En tan solo año y medio, el Banco Central de Venezuela (BCV) ha tenido tres presidentes designados por el gobierno. La Asamblea Nacional no autorizó ninguno de los nombramientos, tal como lo establece el artículo 9 de la Ley del Banco Central, según el cual la máxima autoridad del instituto emisor debe ser ratificada por el voto de la mayoría de los miembros del Parlamento.

El primero de ellos, Ricardo Sanguino, designado en enero de 2017, asumió la presidencia del BCV por orden del presidente Nicolás Maduro. En octubre pasado la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), presidida entonces por Delcy Rodríguez, lo destituyó y designó a Ramón Lobo para cumplir con esta labor.

Lobo condujo el BCV durante ocho meses hasta que el martes la ANC, con el recién nombrado presidente Diosdado Cabello, manifestó su aprobación a la solicitud de Maduro de elegir un nuevo jefe del BCV.

Calixto José Ortega Sánchez es ahora el tercer presidente del instituto emisor sin autorización del Parlamento.

Por otro lado, la Ley del Banco Central indica que su presidente se elige para un período de siete años. Ni Sanguino ni Lobo pasaron más de nueve meses en ese puesto.

Vea también ¿Cómo agrava la crisis económica de Venezuela el nuevo aumento salarial decretado por Maduro?

“El BCV pareciera un ministerio más”

El economista y diputado Ángel Alvarado, quien además es miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea, aseguró que estas acciones dan mucho que pensar. “Eso demuestra improvisación, no saben qué están haciendo, no saben cómo parar la inflación y, en definitiva, no les interesa porque no han presentado ni siquiera un plan para atacar la hiperinflación”.

Asimismo, señaló la falta de independencia del BCV. “Pareciera un ministerio más de Maduro, cuando en realidad debe ser y es constitucionalmente un órgano independiente y autónomo que debe obedecer únicamente a la estabilidad de la moneda, pero en este caso no es así. Se dedica a financiar a Maduro y a tratar de hacer viable un proyecto político”.

Afirmó que son nombramientos ilegales porque la Asamblea Nacional no los aprobó y que además ninguno cumplió con los requisitos mínimos que exige la ley como concursos y credenciales, sino que son personas leales al presidente.

“Evidentemente que con Sanguino, que fue diputado del PSUV, y ahora con Ortega Sánchez, que fue diplomático de Maduro, no han garantizado la independencia y la autonomía del Banco Central”, agregó.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close