Por primera vez dictaron prisión por sacrificio masivo de mascotas en España

Como histórica se calificó la decisión del Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga, España, al mandar a la cárcel a Carmen Marín, por el exterminio masivo de mascotas.

La acusada fue declarada culpable por los delitos de falsedad documental y maltrato animal continuado

 Las autoridades advirtieron a Marín que debe ingresar, por su voluntad, a prisión en un lapso no mayor de cinco días. Allí cumplirá una condena de 3 años y nueve meses.

Una historia macabra

La sentenciada fue la responsable del Parque Animal Torremolinos, desde 2008 hasta octubre de 2010.

Las denuncias pusieron en evidencia que Marín aplicaba una droga eutanásica en menor cantidad para ahorrar dinero. Esto provocaba en perros y gatos una larga agonía.

Se llegaron a contabilizar hasta tres turnos de exterminio por semana, durante los veranos.

La cantidad de animales sacrificados era tan cuantiosa que, tras revisar los registros, se comprobó que la Marín compró hasta 15 litros de eutanásico, cantidad 25 veces mayor a lo que utiliza un centro veterinario.

Los datos también arrojaron que entre 2008 y 2010 se cobró la muerte de 1.200 animales.

Los activistas trabajaron arduamente para lograr que Marín fuese castigada

Falsificó documentos

Marín también fue hallada culpable de intrusismo profesional, por suministrar los fármacos sin la titulación requerida.

Asimismo, se pudo conocer que la acusada simuló la rúbrica de veterinarios en los listados de animales cremados. Todo esto para poder cobrar el servicio al Ayuntamiento.

Además de cumplir la sentencia, la condenada deberá pagar una multa de 25.000 euros. Calculada según sus recursos económicos. Se supo que Marín posee unos treinta apartamentos y tres locales comerciales en Málaga.

De igual forma, deberá indemnizar a los accionistas del parque animal y a un veterinario que despidió.

Un empleado de la protectora también fue condenado al ser considerado culpable de intrusismo, por cooperar en los sacrificios y administrar irregularmente el fármaco, y autor de los maltratos de las mascotas.

La constancia da frutos

Para Nacho Paunero, presidente de la protectora El Refugio, se trata de una jornada sin precedentes.

El activista recalcó que es la primera vez que en España un maltratador de animales ingresará en prisión.

“Llevábamos 20 años detrás de algo como esto, es histórico”, sentenció.

Resaltó que este caso genera un precedente y que continuarán más vigilantes que nunca.

“Hemos asistido a cuatro modificaciones del Código Penal y cada vez conseguimos que se castigue más”.

 

Cristina Gil

Cristina Gil

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email