Procesan a dos exdirectivos de Ford Argentina por crímenes de lesa humanidad

138

Las autoridades hallaron cómplices a dos exdirectivos de Ford Motor Argentina en el secuestro y tortura de 24 trabajadores de la compañía, que sucedieron mientras duró la dictadura militar que rigió el país entre 1976 y 1983.

Este fue el primer fallo contra cargos de una multinacional establecida en Argentina y la más notable contra civiles que apoyaron el régimen.

Luego de un año de juicio oral, los magistrados castigaron al exjefe de seguridad de la fábrica, Héctor Sibilla, a 12 años de cárcel; el exgerente de producción, Pedro Müller, a 10 años. La pesquisa se limitó a fijar el compromiso penal de los ejecutivos, sin involucrar a la compañía.

“Ha sido el primer juicio en democracia que da por probado en forma indudable que la empresa Ford participó con la dictadura en crímenes de lesa humanidad. Dos gerentes fueron condenados. Es una conquista histórica en Argentina que confirma que fue una dictadura cívico-militar”.

Mirá también: El motochorro que atacó a una docente en el barrio Centro fue arrestado

Exdirectivos de Ford Argentina formaron parte activamente de estos delitos

Uno de los abogados acusadores, Tomás Ojea Quintana, dijo al diario El País que los jueces del tribunal hallaron pruebas de que Sibilla y Müller formaron parte de manera activa en un plan restrictivo de la dictadura propuesto a intervenir a los delegados gremiales de las grandes compañías. Según declaraciones de las víctimas, los condenados marcaban a los trabajadores más rebeldes, que después eran secuestrados y “torturados en un gimnasio en el interior de la planta que Ford aún hoy tiene en Pacheco, a las afueras de Buenos Aires”.

Las autoridades revelaron que en total secuestraron a 24 trabajadores del gremio “en sus puestos de trabajo y llevados a un centro de detención dentro de la fábrica y desaparecidos durante un mes”, dice Ojea Quintana. “La empresa los despidió con un telegrama alegando que no se presentaban”.

Carlos Propato, quien fue el primer oficial de pintura y líder sindical, fue secuestrado el 13 de abril de 1976. Fue lanzado por las escaleras a patadas y golpes, lo amarraron con un alambre y lo echaron en el baúl de una camioneta, en la que había otros cuatro empleados.

Los cinco trabajadores se llevaron hasta el salón de deportes de la compañía, donde fueron torturados “más de 11 horas”, según su declaración. Al grupo lo trasladaron después a calabozos comunes de la provincia de Buenos Aires.




3 thoughts on “Procesan a dos exdirectivos de Ford Argentina por crímenes de lesa humanidad

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *