profesionales colombianos

Profesionales colombianos y ecuatorianos aprovechan la crisis en Venezuela para estudiar (II)

146

Mientras miles de estudiantes venezolanos abandonan sus estudios y el país para huir de la crisis, profesionales colombianos y ecuatorianos hacen el camino inverso. Estos universitarios extranjeros invierten en sus estudios de postgrado en Venezuela para aprovechar educación de calidad a menores costos.

La experiencia también suma de manera económica para las instituciones universitarias. De hecho, la Universidad del Zulia (LUZ), que depende del Estado venezolano y cuyas autoridades se quejan de un déficit presupuestario, se beneficia de este intercambio culto-educativo.

De esta manera, los ingresos por estudios de postgrados permiten a las facultades de LUZ reparar su infraestructura; además de pagar salarios a los docentes participantes o adquirir nuevos equipos.

“Es una relación ganar-ganar. Significa mantener la universidad abierta”, opina la profesora Rosa Raaz, quien también es la coordinadora de Doctorados de la Facultad de Agronomía.

Lea también Profesionales colombianos y ecuatorianos aprovechan la crisis en Venezuela para estudiar (I)

Profesionales extranjeros agradecidos con Venezuela

El arquitecto y profesor colombiano, Rafael Palmera Crespo, de 51 años, tiene tres años cruzando a pie la frontera de Maicao con la Guajira venezolana hasta Maracaibo. Su motivación es completamente académica: asistir a las clases presenciales en la Universidad del Zulia de su doctorado en Arquitectura.

Aunque está en los últimos peldaños, pues ya alista su tesis sobre la emancipación de los suelos y mantiene la esperanza de graduarse en mayo de 2019 afirma que “no fue muy fácil llegar”.

Y es que su objetivo académico le costaría entre 80 y 100 millones de pesos (31.000 dólares al cambio oficial) en su natal Colombia. Sin embargo, los gastos del curso, estadía, alimentación y transporte en Venezuela suman 4 millones de pesos, lo cual representa un 96% menos de dinero que en su país.

“Estoy muy agradecido con Venezuela, independientemente de las condiciones en que viven y que lamentamos los colombianos. En Venezuela es más asequible la educación en este nivel que en Colombia”.

Patrimonio que no se devalúa

El nivel académico de Venezuela es uno de los atractivos. Docentes locales con títulos de doctor, la mayoría formados en universidades de América del Norte y Europa, garantizan que el programa sea de alta calidad.

De hecho, el doctor en Química, Víctor Granadillo, autor de 300 artículos en revistas arbitradas y tutor de alumnos extranjeros, certifica que los 50 profesores que integran su departamento en la Facultad de Ciencias tienen doctorados.

Por su parte, su esposa y también profesora de la Facultad de Economía de LUZ, Ketty de Granadillo, aseguró que la excelencia universitaria ha sobrevivido a la diáspora o la crisis en su departamento. “El conocimiento es un patrimonio que jamás se devalúa”, dice.

Medicina es una de las carreras con mayor demanda. Actualmente, hay en ella al menos 600 colombianos y ecuatorianos entre especialidades y doctorados, según el médico cirujano pediatra y director de Postgrado de esa facultad, Freddy Pachano.

La participación de médicos sudamericanos ha sido tal que está a punto de igualarse a la de venezolanos. Este año, se censaron 120 extranjeros y 170 profesionales locales solo en las especialidades.

A pesar de los evidentes problemas que afronta Venezuela, los profesionales extranjeros afirman que “el conocimiento es un diamante en bruto”, y para ellos esta es una oportunidad de oro.




One thought on “Profesionales colombianos y ecuatorianos aprovechan la crisis en Venezuela para estudiar (II)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *