Propusieron iniciar diálogo nacional sobre el gasolinazo en México

98

Ciudad de México.- El secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, Federico Ovalle Vaquera, le propuso al Congreso de la Unión y a la Presidencia de la República mexicana, iniciar un diálogo nacional para definir programas de venta de combustibles en precios especiales.

Ovalle Vaquera también pidió a los legisladores mexicanos que deroguen el artículo 12 transitorio de la Ley de Ingresos, así como el consecuente incremento en el costo de los energéticos.

[pullquote]Demandamos de los legisladores, sean del partido que sean, cumplir con su responsabilidad de velar por los derechos e intereses de sus representados.[/pullquote]

A dicha propuesta realizada por el secretario, se le suma un programa de generación y protección al empleo y el salario, tarifas preferenciales en combustibles para la agricultura y para el uso de los pozos de agua para riego.

De esta manera, la central campesina habría advertido que el incremento en los productos, artículos y servicios de consumo básico podría llegar hasta al 30% sólo en los primeros meses de este 2017.

Igualmente afirmó que es “inocultableel impacto del gasolinazo en la economía campesina, el cual podría ser devastador en la producción de alimentos, debido a que deja de ser rentable la actividad primaria para los pequeños y medianos productores, por lo que habrá más pobreza y carestía de alimentos a los consumidores finales.

De esta manera, los integrantes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, iniciaron una campaña para ir hasta los domicilios o casas de gestión de los 628 legisladores federales, diputados y senadores que integran el Congreso de la Unión, para expresar así su rechazo e inconformidad por la aprobación de la flexibilización y ajuste en el precio de los energéticos.

“Demandamos de los legisladores, sean del partido que sean, cumplir con su responsabilidad de velar por los derechos e intereses de sus representados, implementando todas las medidas legales y políticas que hagan posible echar abajo el llamado gasolinazo”, expresó Ovalle Vaquera.

En tanto, puntualizó la urgencia de apoyar un diálogo nacional entre gobierno y el Congreso de la Unión, con las organizaciones campesinas para así definir un esquema de ventas de combustibles con precios especiales.

Ovalle Vaquera también declaró que se debía impulsar un programa de generación y protección al empleo y el salario, unas tarifas preferenciales en combustibles y uso de energía eléctrica para actividades agrícolas, pecuarias, pesqueras y forestales para pequeños y medianos productores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *