Prótesis mamarias no pagarán impuesto PAIS del 30%

Las prótesis mamarias y la toxina botulínica (empleada para los rellenos faciales), se encuentran al margen del impuesto PAIS, que grava con el 30% a los bienes importados.

En ese sentido, la excepción se funda en la ley de Emergencia Social y Reactivación Productiva para los “gastos referidos a prestaciones de salud”; sin embargo, puede parecer una exoneración polémica, aunque desde el sector aseguran que asignarle el tributo hubiera significado un golpe extra a una actividad que ya registra una caída del orden del 30%.

A este respecto, Jorge Pedro, médico de planta de la División Cirugía Plástica del Hospital de Clínicas, explicó que la cirugía plástica y sus tratamientos asociados requieren de insumos importados, como las prótesis mamarias, que son imposibles de reemplazar por otros de fabricación nacional, simplemente porque en muchos casos no existen.

Esto hace que los precios de los procedimientos estén en gran parte dolarizados y que aumenten al ritmo de la devaluación del peso. En ese entonces, el aumento del precio de la moneda extranjera, sumado a la caída del poder adquisitivo, hace que se reduzca la demanda en la actividad, sobre todo en el caso de las operaciones “postergables”.

Lea también https://segundoenfoque.com/billetes-de-5-pesos-plazo-de-circulacion-2020-01-15

Caídas de las cirugías estéticas

Según los cálculos del médico especialista, la cantidad de cirugías estéticas cayó más de un 30% en 2019 con respecto al 2018, incluso cuando los profesionales hicieron un “fuerte esfuerzo para reducir costos y honorarios” para compensar.

Sin embargo, los costos en dólares de los insumos se mantienen estables desde hace años e incluso registraron ajustes a la baja.

Fuentes del sector, por su parte, indicaron que una operación de aumento de mamas se puede conseguir a partir de los US$4000 o US$5000; un lifting completo de rostro a partir de US$10.000 y una rinoplastía, a partir de US$5000.

Según fuentes de firmas importadoras de insumos médicos, las prótesis mamarias se venden al cliente con un recargo del 30% de su valor en concepto de impuestos.

Si aumentaran la carga impositiva sería un golpe durísimo a todo el sector“, agregó Pedro, quien además es director de Comunicación de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper).

Además, para los especialistas gravar las prótesis mamarías y los insumos generaría un problema a la hora de discriminar cuándo se utilizarán con fines “de salud” y cuando solo a fines estéticos.

Las prótesis mamarias y otros insumos

En la actualidad muchas mujeres optan por las prótesis mamarias en caso de cirugías reconstructivas por cáncer de mama, asimetrías, falta de desarrollo, cirugías de género o recambio de implantes ante cápsulas retráctiles o ruptura.

Además destacan el hecho que la cirugía plástica dejó de ser un “privilegio de elite” y en los últimos años se extendió a las clases medias. 

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email