martes, septiembre 21, 2021
InicioSaludPrueban píldora contra cáncer en humanos

Prueban píldora contra cáncer en humanos

Brasil.- La polémica píldora conocida como «la fosfo» empezó a ser probada en humanos. El estudio se está realizando en el Instituto de Cáncer del Estado de Sao Paulo (ICESP) y comenzó con diez personas, quienes participarán en la primera etapa del proceso.

Estas diez personas que formarán parte del estudio serán monitoreadas y contarán con el acompañamiento de profesionales de dicho instituto, quienes serán los garantes de la seguridad de las dosis que le suministrarán a los pacientes, quienes padecen algún tipo de cáncer.

La fosfoetanolamina sintética, nombre de la píldora, fue desarrollada en Brasil por Gilberto Chierice, investigador de la Universidad de Sao Paulo (USP) y actualmente se considera como una esperanza para algunos pacientes, aún sin tener la aprobación de las autoridades médicas.

La primera fase del proyecto se considerará exitosa si no causa efectos secundarios en ninguno de los pacientes, lo que dará inicio a la fase dos, que contará con la inclusión de 210 pacientes adicionales, quienes serán separados en diez grupos de tumores diferentes, donde 21 personas de cada tipo de patología van a ingerir tres píldoras en un lapso de 6 meses.

Estas pruebas fueron aprobadas por la Comisión Nacional de Ética en Investigación del Ministerio de Salud brasileño y su continuidad depende de que durante la segunda etapa al menos tren pacientes muestren alguna mejoría en su estado de salud. El lapso total de tiempo estipulado para la realización completa de estas pruebas es de dos años y se calcula que podrán participar mil brasileños. Sin embargo, si no se observan resultados en alguno de los 210 pacientes de las dos primeras fases, el estudio sólo tendrá una duración de 6 meses.

Según informó la Secretaría de Salud del Estado, Chierice estará presente y con participación activa durante todo el proceso de pruebas y posteriormente podrán intervenir otras instituciones como el Instituto del Cáncer de Río de Janeiro (Inca).

“La fosfo”, como se le conoce, fue distribuida de manera gratuita por la USP durante aproximadamente una década, pero las autoridades sanitarias la prohibieron a finales del año pasado, ya que carecía de estudios que confirmaran su eficiencia. A pesar de esta polémica, algunos pacientes continúan utilizándola debido a decisiones que cuentan con amparo de la justicia, que ordena la entrega del medicamento.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments