Sexo Tantrico

¿Qué es el sexo tántrico y qué beneficios tiene practicarlo?

217

El sexo tántrico se basa en el tantra o tantrismo: una filosofía milenaria proveniente de la India que tiene como objetivo alcanzar la plenitud espiritual mediante los placeres sexuales. En esta práctica no solo se utilizan los genitales, sino las partes más recónditas del cuerpo para alcanzar el máximo placer.

El tantra se basa en la energía de las personas para alcanzar el éxtasis. Practicar sexo tántrico con tu pareja hará que ambos alcancen una máxima conexión espiritual. Esta técnica no tiene como meta el orgasmo o la eyaculación. Sin embargo, es una práctica igual o más placentera.

A la hora de practicar sexo tántrico, lo más importante es conseguir que los sentidos se potencien. Esto se hace a través de las miradas, los besos y caricias. De esta forma podrás alcanzar una conexión especial con tu pareja.

La clave del tantra es que puedas disfrutar de cada uno de los momentos del sexo. Maximizar y prolongar el placer. Disfrutar cada roce y cada caricia. En esta práctica es válido todo: soplar, chupar, lamer. Es decir, puedes hacer lo que quieras para alcanzar el máximo placer.

Conexión espiritual en el sexo tántrico

El sexo tántrico requiere de mucha armonía y equilibrio en la pareja. Uno de los puntos más importantes es el juego y conexión de las miradas. Tus ojos pueden expresar los sentimientos más profundos y, a su vez, aumentar la excitación. A través de roces y caricias apasionadas puedes hacer que tu pareja suba hasta el cielo.

El tantra es un acto de calma y conexión espiritual. La excitación debe producirse lento y progresivamente. No te dejes llevar por el desespero. Los genitales son el plato fuerte del encuentro sexual y los lugares inexplorados pueden sorprenderte y aumentar hasta el máximo el placer. Tu respiración debe estar sincronizada con la de tu pareja. Ambos deben relajarse y disfrutar del momento.

En el tantra existe la eyaculación interior. Es decir, debes bajar la excitación antes del punto de no retorno para no llegar a eyacular. Lo más recomendable es contener la respiración cuando estés a punto de alcanzar el éxtasis.

El secreto del tantra es olvidar la urgencia, trabajar la mente y el cuerpo con movimientos bien pensados que vuelvan loco a tu pareja. Mediante la conexión energética puedes potenciar el amor, tu vida sexual y la relación con la persona que amas.

Con información de Excited




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *