¿Qué hay detrás del “Hillary for Prison”?

85

Estados Unidos.- Hillary Clinton, por obvias razones políticas no es muy popular en el sector republicano, quienes muchos la quieren ver en prisión.

Hillary for Prison” más allá de ser una frase usada por los detractores de la virtual candidata del partido demócrata, es un movimiento liderado por organizaciones conservadoras del sector republicano de Estados Unidos, quienes quieren consideran que la rival de Donald Trump a la presidencia de ese país, debe estar tras las rejas.

[pullquote]Esta campaña contra Clinton tomó mayor fuerza desde los juicios que enfrentó por las polémicas de los correos electrónicos y los eventos de Bengasi cuando estuvo al mando de la secretaria de Estado.[/pullquote]

Alegan que los casos por los cuales acusaron a la ex secretaria de Estado es suficiente para que esté en prisión, además que sus vínculos con Wall Street la hacen de una candidata que defiende a “corruptos” del sistema.

Este juego de palabras al que hacen referencia, pues cambian el “Hillary for President” a “Hillary for Prison” inició en el momento en que la virtual nominada del partido demócrata inició su campaña presidencial hace un año.

Claramente hay un gran desprecio hacia Clinton por parte de los republicanos, pero lo sorprendente es que también lo hay desde el sector demócrata. Según recientes encuestas, casi de cuatro de cada diez personas ven en la ex secretaria de Estado, como una candidata poco o nada confiable.

En esto debe sentirse tranquila Clinton, pues casi el 70% de los encuestados en ese estudio de opinión en Estados Unidos tienen una mala imagen de Trump, por lo que los hace de los candidatos con unas de las peores evaluaciones en tiempos recientes de elecciones presidenciales.

“Hillary for Prison” se ha convertido en una tendencia tanto en redes sociales, como en la vida cotidiana dado que estos simpatizantes principalmente de Trump, usan camisetas, insignias, gorros, y demás tipos de vestimenta para llevar consigo mismo esta frase.

En muchas concentraciones de sectores conservadores, se puede ver más esta frase que el mismo apoyo a Trump. Es evidente que ni siquiera consideran a Clinton como merecedora de su voto.

La campaña se intensificó especialmente luego de los juicios en su contra, tanto por los hechos registrados en el ataque a la embajada norteamericana en Bengasi, como la polémica de los correos electrónicos y los constantes desplantes que ha recibido por parte de Trump, lo que motiva fuertemente esta frase.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *