martes, diciembre 7, 2021
InicioOpinión¿Qué pasa en Filosofía y Letras?

¿Qué pasa en Filosofía y Letras?

Crisis presupuestaria y toma de facultad

Buenos Aires, Argentina. Son las siete de la tarde y circula el mate entre los estudiantes autoconvocados frente a la facultad de Filosofia y Letras. Con sweaters, gorros y bufandas los alumnos le hacen frente al frío en una masiva asamblea donde se decidirá el curso de acción de los próximos días. Mociones de orden, listas de oradores, debates fervorosos entre las distintas agrupaciones. Discusiones. Participación.

¿Qué está pasando en la sede de Puan 480? El conflicto se inició semanas atrás, cuando las autoridades de la UBA afirmaron que no podrían hacerle frente a los gastos del segundo cuatrimestre debido al nulo aumento presupuestario. La suba de servicios impactó fuertemente en las facultades, que no sólo ofrecen carreras de grado sino que además sostienen becas de investigación, cursos de extensión y salarios de todo el plantel docente. A esto se suma el fuerte descontento entre los profesores, a quienes se les ofreció un aumento casi irrisorio del 15%.

[pullquote]Las autoridades, sin embargo, insisten en que el monto no es suficiente y afirman que “la UBA llega hasta agosto”. Se trata de una situación compleja, con antecedentes que nos remontan al 2001 (etapa crítica en la cual la universidad pública también alertó sobre el peligro de cese de actividades).[/pullquote]

La respuesta no se hizo esperar: desde hace semanas docente y estudiantes de diversas facultades de la UBA llevan adelante paros, asambleas y clases públicas. La adhesión a las medidas viene siendo singularmente alta, tanto por parte de los profesores como del estudiantado. Ante este escenario el gobierno de Mauricio Macri anunció una partida extraordinaria de 500 millones de pesos destinados a la Universidad de Buenos Aires. Las autoridades, sin embargo, insisten en que el monto no es suficiente y afirman que “la UBA llega hasta agosto”. Se trata de una situación compleja, con antecedentes que nos remontan al 2001 (etapa crítica en la cual la universidad pública también alertó sobre el peligro de cese de actividades).

La facultad de Filosofía y Letras ha estado históricamente a la vanguardia de los procesos políticos del país, y esta no es la excepción. Durante las últimas semanas han estado circulando imágenes de clases públicas en calles, pasillos e incluso en el subte, bajo el slogan “Ni la lluvia. Ni el frío. Ni Macri. Ni su yuta nos para. Estudiantes y docentes defendiendo la educación pública”.

Ayer los estudiantes cortaron las calles Puan y Rivadavia a fin de manifestarse y montar una clase pública. Al reclamo de los docentes, los alumnos sumaron el pedido de un edificio nuevo (el actual está en pésimas condiciones y se vienen anunciando obras desde el año 2010). En este contexto, estudiantes y profesores se encontraron con la policía, que amenazó con implementar el protocolo anti piquete y reprimir con carros hidrantes. Este hecho fogoneó el conflicto, y la asamblea estudiantil decidió tomar la facultad ese mismo día. Se convocó a una vigilia y se declaró la toma de la facultad sin cese de actividades docentes o administrativas. La medida regía hasta hoy a las 19 hs. En este momento en el cual la asamblea aún sesiona decidiendo si refrendar o modificar el curso de acción tomado hasta ahora.

Ante la toma de la facultad, las autoridades de Filosofía y Letras hicieron circular por mail un informe de la situación. En el mismo brindan algunos datos sobre lo votado en la asamblea estudiantil y afirman que “como autoridades de la Facultad, entendemos que la situación de la universidad y la educación pública es de gravedad extrema y apostamos a seguir trabajando en unidad por el derecho a la educación superior y por la universidad pública”.

El conflicto pone sobre el tapete la importancia de un Estado presente que invierta en gasto público, al menos en cuestiones básicas como educación y salud. La UBA no es la única institución en conflicto: profesorados, terciarios, escuelas medias y primarias denuncian el ahogo presupuestario. Desde el comienzo de clases se fue cultivando un hondo descontento entre la población docente y estudiantil. Hubo un caso muy emblemático, de gran repercusión en las redes sociales, en Lomas de Zamora: algunas escuelas se vieron obligadas a sustituir el tradicional menú escolar (que debe estar diseñado por un nutricionista e incluir todos los grupos alimenticios) por arroz y fideos. Este tipo de casos despiertan una mezcla de indignación e impotencia, y se suman al clima de malestar social exacerbado por los despidos, la suba de servicios y el aumento de transporte.

Los principales gremios docentes y estudiantiles convocan a una marcha en defensa de le educación pública este jueves 12 de mayo. La manifestación partirá a las 16:30 hs. de Plaza Houssay y se dirigirá hacia el Ministerio de Educación. También piden adherir al petitorio “UBA DE PIE” ( http://ubadepie.com.ar)

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments