¿Quiénes son los nativos Tatuy del estado Mérida?

¿Quiénes son los nativos Tatuy del estado Mérida?

Venezuela.- Las comunidades originarias de Tatuy poseen un remotísimo origen, pues Tatuy simboliza precisamente “Lo más antiguo”. De ahí comienza la palabra Taita, es decir padre o abuelo que es la concepción que ellos tenían de sí mismos en alusión a los demás nativos de América.

Según reseñó el portal Paseando Mérida, hacia las espesas llanuras de  los estados Barinas y Apure, por el Sur, colindaban con los Giros de estirpe Caribe. Por el Este, con los cuicas del estado Trujillo, por el Oeste con los Molitones y otras etnias del Estado Táchira. Por el extremo Norte, los Tucaníes, Bobures, Quiriquires y otras tribus de la Costa Sur del Lago de Maracaibo.

Las comunidades originarias de Tatuy tenían un sistema de numeración decimal y un calendario escogido en su lengua Quibaro o Piedra para calcular el tiempo, que simbolizaba un año de 360 días. Del mestizaje de los Tatuyes y colonialistas europeos brotó la actual raza. De ahi proceden los merideños.

Lengua

Los nativos conversaban la tradicional lengua Mucu. Muchos de los nombres territoriales de Estado Mérida llevan esta radical: Mucuchíes, Mucurubá, Mucutuy, Mucuchachí, Mucujepe, Mucujún, Mucubají.

No es atento identificar los nombres nativos de cada sitio tomados a su vez como las designaciones de cada tribu, con un lenguaje o lengua particular. La presencia tan sellada de la radical Mucu resulta la toponimia nativo de esta región es un claro vislumbre de que hablaban una sola lengua ya nivelada anteriormente, la cual tenía superioridad sobre ciertos dialectos de procedencia Giro, Motilón, Guajiro o Cuica.

tatuy

Religión

Eran politeístas. Adoraban al Sol y a la Luna y conceptuaban en torno a un Ser Supremo que denominaban Ches.

De igual forma que en las grandes religiones americanas, fraccionaban a sus dioses en machos y hembras, en buenos y malos. Tenían muchas fiestas religiosas, como la de Maíz Nuevo y la Bajada del Ches.

En oportunidades específicaspracticaban sacrificios humanos como en la Laguna de Urao o en el Cerro le Guaricha de Pueblo Llano al dios sol. Sus sacerdotes se llamaban Mohanes o Mojanes y eran a la vez adivinos y curanderos.

Especial culto rendían a los reptiles que en su lengua llamaban Tatá-Cuá que traducido textualmente quiere decir Madre Culebra.

 

Patricia Arnone

Patricia Arnone

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email