Rajoy evitará dar la cara en el Congreso

120

España.- El presidente de España Mariano Rajoy, señaló que evadirá presentarse en el Congreso por la corrupción, por lo menos hasta el mes de septiembre.

Algunos expertos señalaron que la corrupción no es uno de los principales problemas de España. Por lo menos para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. De esta manera lo afirmó en días pasados en su recuento del curso político, en el que criticó que PSOE y Unidos Podemos hayan reclamado su comparecencia en un Pleno extraordinario del Congreso para dar cuenta de su responsabilidad por la financiación ilegal del PP. Unas definiciones a las que no se resistió, pero que pueden dilatarse como muy pronto hasta septiembre.

“En España existen muchos temas que importan a los españoles como para transmitir la sensación de que no hay nada que aportar o introducir que asuntos con los que llevamos casi diez años”, afirmó Rajoy en su comparecencia en La Moncloa. Una vez más el jefe del Ejecutivo ignoró la palabra corrupción, pero no sus dardos a la oposición.

“Todo lo exagerado acaba por ser irrelevante” y la “ansiedad es mala consejera”, advirtió el líder del PP, que recordó que ha protagonizado “decenas” de intervenciones en el Congreso relativas a casos de corrupción y “si se produce una más, pues será una más”. Aunque nada hace prever que sea en las próximas semanas.

El Partido Socialista y Unidos Podemos la semana pasada registraron la semana pasada una petición conjunta para que se reúna la Diputación Permanente del Congreso en los próximos días. El objetivo es que debata la comparecencia de Rajoy en un Pleno extraordinario en el que debería explicar los motivos por los que “se niega a asumir responsabilidades políticas” por los casos de corrupción que afectan al PP. Pero la reunión de la Diputación no tendrá lugar hasta finales de agosto.

Todo esto podría suponer que el líder de los populares, en el caso de que esta iniciativa saliera adelante, sortearía esta cuestión hasta después del verano, y comparecería ya en septiembre. Y eso siempre y cuando Pedro Sánchez y Pablo Iglesias consiguieran el apoyo del resto de grupos. 

Algunas fuentes parlamentarias señalaron que con todo este tema habrá que esperar, ya que lo único que mantiene en guardia este mes de agosto a Rajoy y los suyos es Cataluña y el desafío soberanista.