Puigdemont

Rajoy prevé cesar a Puigdemont

139

España.- El presidente del Gobierno Español, Mariano Rajoy seguirá adelante con el 155 aunque Carles Puigdemont convoque unas elecciones válidas al Parlamento. El Gobierno considera que el presidente de la Generalitat, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el resto de los consellers no pueden seguir en el cargo ni siquiera en funciones durante los 54 días que deben transcurrir según la ley entre la convocatoria y la celebración de los comicios, explican fuentes cercanas a Moncloa.

Motivado a esto, el Ejecutivo central seguirá adelante con sus planes incluso en el caso de que Puigdemont dé marcha atrás y trate de salvar la situación con una convocatoria electoral anticipada. La semana pasada, las cosas eran distintas.

Por su parte, Puigdemont no aceptó esa oferta y el sábado pasado, el Consejo de Ministros aprobó aplicar ese artículo anunciando que cesará al president y a todo el Govern, que limitará la actuación del Parlament y que tomará el control de toda la Administración de la Generalitat incluidos los Mossos y TV3. Ahora, el 155 ya se está tramitando en el Senado y, en principio, será aprobado en un pleno que se celebrará el viernes.

Como muchas veces, a lo largo de las últimas semanas, la incertidumbre impera en la vida política. En este momento, el guión del Gobierno es público, aunque como ya ha anunciado la vicepresidentaSoraya Sáenz de Santamaría, puede variar en función de las circunstancias. Lo que pueda hacer Puigdemont, en cambio, es una auténtica incógnita.

Diferente escenarios

Sin embargo, el Ejecutivo quiere contemplar todos los escenarios posibles y trabaja con diferentes posibilidades. La que tiene más predicamento pasa por un Puigdemont que acuda el jueves por la mañana al Parlament y someta a votación la aplicación del 155. El uso de ese artículo sería rechazado por una amplia mayoría de la Cámara catalana: Junts pel Sí, la CUP y Catalunya Sí que es Pot.

Con esa resolución en puerta, Puigdemont podría plantarse en Madrid para estar a las 17.00 horas de ese mismo jueves en el Senado, donde ya le han dicho que le recibirán “encantados”. La idea es que pueda participar en la comisión que se ha creado para impulsar el 155. Allí, el president podrá formular las alegaciones que considere oportunas.