Rayos cósmicos continúan en aumento

rayos cosmicos segundo enfoque - Rayos cósmicos continúan en aumento

Rayos cósmicos continúan en aumento

Se ha dado a conocer que los rayos cósmicos se mantienen intensificando, según un monitoreo del Instituto Bartol de la Universidad de Delaware en Estados Unidos.

No obstante, esto no es visto como un signo de alarma,  menos que alcance niveles extremos. “Este es un signo de los nuevos tiempos en el Sol”, destacó el 18 de enero el equipo de Space Weather, en relación al reporte de la universidad.

Luego de que el ciclo solar se está desplazando del período de Máximo Solar al Mínimo Solar, esperado para 2019-2020, el campo magnético del Sol se está debilitando, y entonces “los rayos cósmicos pasan por un período más fácil para penetrar en el interior del Sistema Solar”.

Al igual que el resto de los planetas, la tierra “está en el punto de mira de estas partículas de alta energía”, según Space Weather.

El campo magn%C3%A9tico de la Tierra est%C3%A1 cambiando y desplaz%C3%A1ndose al Este indican observaciones de laAgencia Espacial Europea. ESA 675x400 - Rayos cósmicos continúan en aumento

Todo el equipo de investigación del Instituto Bartol explicó que los rayos cósmicos son ubicuos. Existen a lo largo de la heliosfera, el campo del espacio que está dominado por el viento solar,  y también se los ve a lo largo del Universo. Debido a su movilidad, velocidad y capacidad de respuesta a los campos electromagnéticos, los rayos cósmicos sirven para investigar la zona influenciada por el Sol y proporcionan valiosos datos de la actividad estelar dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Todos los rayos cósmicos galácticos pueden llegar a ser muy enérgicos, destaca el Instituto Bartol. Sus partículas registran entre cientos de MeV a GeV (medida estándar de medición de su energía).

La mayoría de todos estos rayos se aceleran cuando ocurren choques de partículas producidas por las explosiones de supernovas – explosión de estrellas moribundas.

Adicionalmente, existen en nuestro espacio los rayos cósmicos anómalos. Estos “se observaron por primera vez en la década de 1970 como una peculiar, o ‘anómala’, distorsión de la composición de los rayos cósmicos”, destaca el Instituto Bartol.

Algunos de los rayos son acelerados a energías más altas por choques en las zonas interplanetarias y pueden experimentar una aceleración adicional a energías superiores a 1 GeV, que se registra como una distorsión anómala significativa en el flujo.

En el mes de enero de este 201, estudiantes estadounidenses lanzaron un globo meteorológico al espacio desde California central, como parte de su programa regular de vigilancia. El equipo de Space Weather anunció que esta semana se tendrán los resultados.

 

 

 

Yasmary Troconis

Yasmary Troconis

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email