Reclamaron a mujer con burkini en piscina francesa

59

Francia.- El dueño de una piscina en La Ciotat, un paraje cerca de Marsella, en el sur de la República de Francia, reclamó a una mujer que se bañó en burkini el pasado mes de julio acreditar  y cancelar su desinfección, según reveló de forma reciente el Colectivo francés contra la Islamofobia (CCIF). La mujer se albergaba junto con su cónyuge y sus tres hijos en una vivienda privada con piscina y había reservado por espacio de una semana.

Según reseñó El País, durante el primer día se bañó sin inconvenientes con sus hijos cubriéndose con esta prenda islámica que envuelve el cabello y el cuerpo, a excepción de los pies, las manos y la cara. Al día sucesivo, fue con una compañera, pero el vigilante le solicitó que saliera cuando ya llevaba una hora en la piscina a causa de, según su relato, la corporación de copropietarios había manifestado al dueño que una mujer se había mojado vestida y que se había negado a salir cuando se lo solicitaron. “Me quedé sin lengua porque nadie me había llamado la atención ni expresado nada”, aseguró la mujer, en declaraciones acopiadas por la asociación.

Imagen relacionada

Así, el responsable le impidió bañarse el resto de su estadía y quiso que la familia acreditara los costos de vaciado y desinfección completa del estanque, más un resarcimiento económico por el hecho de que esta hubiera quedado inutilizada durante dos días.

La pareja afectada afirmó que la residencia no cambió el agua, pero ha observado cómo se le ha ponderado una fianza de 490 euros a la espera de que cancelen la desinfección. El Colectivo francés contra la Islamofobia recuerda en su oficio que la mujer no se bañó con ropaje de calle, sino con una vestimenta habilitada para el baño que se encuentra confeccionada con un tejido liviano, equivalente al de los bañadores o al de los pantalones de buceo.

La querella en relación al burkini saltó en Francia a inicios del mes de agosto del año pasado. Una treintena de poblados costeros, la generalidad en la muy conservadora Costa Azul, llegaron a impedir el uso de esta prenda en sus playas, en un argumento marcado por los violaciones yihadistas del mes de julio en Niza y en Normandía.