Recorriendo República Dominicana

186

República Dominicana.- Las autoridades de turismo de República Dominicana definieron a la isla como el país “que lo tiene todo”.

Y es que realmente es posible para el viajero hacer múltiples actividades y la diversión parece no tener fin en esta joya del Caribe.

[pullquote]República Dominicana “lo tiene todo”[/pullquote]

La isla fue descubierta por Cristóbal Colón en 1492, quien la bautizó como La Española. República Dominicana comparte su territorio con Haití.

Su capital, Santo Domingo, fue la sede administrativa del nuevo mundo, por lo que se puede ver en sus calles grandes edificios públicos, privados y religiosos de la época colonial, testigos de un pasado de riquezas.

En 1990, la zona colonial de Santo Domingo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Zona colonial de Santo Domingo

El Conde de Peñalva se enfrentó a los piratas que atacaron la isla una y otra vez y logró derrotarlos. En su honor se erigió el Baluarte del Conde, un conjunto de edificios históricos, entre los cuales de destacan el Parque Independencia, la Puerta de la Misericordia, la Puerta del Conde, el Fuerte de la Concepción y el Altar de la Patria.

Un sitio que es imposible dejar de lado en su visita a la isla es la Catedral de Santo Domingo, Primada de América, que fue consagrada en 1504 y está ubicada junto al Parque de Colón. Albergó durante mucho tiempo parte de los restos del descubridor de América, los cuales fueron posteriormente trasladados al Faro de Colón, un museo sobre su vida y obra.

Otro de los puntos de interés es el Alcázar de Colón, también conocido como el Palacio Virreinal de Don Diego Colón.

Alcázar de Colón

Fue levantado en las tierras que el rey Fernando donó al hijo de Cristóbal Colón y hoy en día es la sede del Museo del Alcázar. Allí vivieron tres generaciones de la familia Colón.

Vale la pena recorrer el Parque Colón, ubicado en lo que era la plaza mayor de la ciudad y la fortaleza Ozama, la más antigua de América, construida para proteger a la ciudad de los piratas y las armadas portuguesas, francesas e inglesas, que querían anexarse República Dominicana a su territorio.

Pero la isla no es célebre solamente por sus edificaciones coloniales, sino por sus paradisíacas playas.

Punta Cana, ubicada en la costa del este del país, está cuatro horas de la capital, y es uno de los lugares favoritos por los turistas. Allí abundan los lujosos hoteles, las tiendas de las más prestigiosas marcas y unas playas inolvidables.

Punta Cana

Hacia el oeste están las playas de Palenque y de Nizao, ideales para disfrutar un día de relajación al ritmo de las olas.

Una visita ampliamente recomendada es a las cuevas de Pomier, las más grandes del Caribe, que eran usadas por las comunidades originarias como refugios.

El clima de República Dominicana es muy caliente, por lo que le recomendamos llevar ropas frescas, sombreros y gafas de sol.

La temporada de tormentas se extiende de junio a noviembre.  Planifique con cuidado su viaje para no ser sorprendido por un huracán durante su estadía.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *