lunes, septiembre 27, 2021
InicioInternacionalesRenunció funcionario de la ONU que denunció violaciones de niños por cascos...

Renunció funcionario de la ONU que denunció violaciones de niños por cascos azules

Ginebra.- El alto funcionario de la ONU Anders Kompass, quien denunció las violaciones de niños por parte de soldados internacionales en República Centroafricana, renunció este miércoles, como método de protesta contra la «total impunidad» que continúa rodeando esos casos, según informó la ONG, UN Watch.

Un portavoz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), confirmó la dimisión del funcionario, quien ejercía funciones como director de operaciones de campo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, precisando que la había entregado «hace unas semanas» y que «cobrará efecto a fines de agosto».

El portavoz se abstuvo de indicar las razones alegadas por el diplomático sueco, quien trabajaba en la ONU desde hacía más de 30 años.

Según la UN Watch, Kompass se retiró de su cargo al constatar «la total impunidad de las personas que abusaron de su autoridad en distintos grados, así como la falta de voluntad por parte de la jerarquía de expresar cualquier pesar». En esas condiciones, «me resulta imposible seguir trabajando aquí«, expresó el alto funcionario, citado por la ONG que posee su sede en Ginebra.

En julio del año 2014, kompass había enviado por iniciativa propia a las autoridades de Francia un informe confidencial de la ONU sobre «abusos sexuales de niños por las fuerzas armadas internacionales«, sin embargo fue suspendido por no haber respetado los procedimientos en vigor. Este tema fue revelado por el diario británico The Guardian.

Por su parte el director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, recalcó que Kompass es «un héroe por haber tratado de proteger a niños violados, contrariamente a otros responsables de la ONU».

En diciembre del 2015 un grupo de expertos independientes había fuertemente criticado la reacción que tuvo la ONU ante las diversas violaciones de niños por parte de estos soldados.

Según el último informe anual realizado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en 2015 se realizaron un total de 69 denuncias de agresiones sexuales cometidas por cascos azules, una cifra «en fuerte aumento» respecto a 2014.

La mitad de esos casos fueron ubicados en las misiones de la ONU en República Centroafricana (Minusca) y en República Democrática del Congo (Minusco).

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments