Resultados de elección presidencial en Austria se conocerán mañana

40

Austria.- En la segunda vuelta presidencial celebrada hoy en Austria el ultraderechista Norbert Hofer y el ecologista Alexander Van der Bellen quedaron empatados y el resultado final no se dará a conocer sino hasta mañana, con el conteo exacto de los votos enviados por correo.

Los resultados provisionales dados por el Ministerio del Interior, y que no incluyen los votos por correo, indican que Hofer está a la cabeza con un 51,9%, en comparación con el 48,1% obtenido por su contrincante, Van der Bellen. Mientras que una proyección ofrecida por la televisora pública ORF, y que generalmente es considerada fiable, mostró un empate técnico de 50% para cada candidato.

Los votos enviados por correo no serán contados, sino hasta el lunes y su número exacto no se conoce. Un portavoz del Instituto para la Investigación Social y Asesoramiento (SORA), dijo que este tipo de votos suelen ser más usados por los sectores de la población más educados, un grupo entre los que Van der Bellen, de 72 años, tiene un mayor apoyo.

Por su parte, el ministro del Interior, Wolfgang Sobotka, señaló que esperaba unos 750.000 votos por correo, aproximadamente el 12% de los 6,4 millones de votantes en Austria.

En la primera vuelta, Hofer, candidato del Partido de la Libertad (FPÖ) obtuvo un inesperado triunfo, con un 35,3% de los votos a su favor. Su contrincante, Van der Bellen, quedó en un segundo lugar con el 21,3% de los votos. Mientras que por primera vez en la historia de Austria, los partidos de la coalición de gobierno veían cómo sus candidatos eran eliminados, tras obtener tan solo un 11% de los votos.

Una hipotética victoria de la ultraderecha en un país de la Unión Europea (UE) – donde la migración por el conflicto en el Medio Oriente y África se ha convertido en una cuestión política importante – sin lugar a dudas resonará en el resto de los 27 países miembros del bloque económico.

Hay que recordar que Austria albergó al menos a 90.000 solicitantes de asilo el año pasado, principalmente desde que Alemania abrió sus fronteras a la entrada de miles de refugiados. No obstante, en meses recientes el gobierno austríaco ha empezado a aumentar las medidas para impedir la inmigración y el asilo. Este cambio de postura, estuvo muy influenciado por la extrema derecha, que se ha aprovechado de la situación con un fuerte discurso contra la inmigración y la “islamización de Europa”.

Los analistas señalan, que pese a que el rol del presidente en Austria es esencialmente protocolar, esta elección es una de las más importantes en las últimas siete décadas, ya que medirá el peso del ultranacionalismo y euroescepticismo en el continente. Además, podría llevar a la presidencia de un país europeo a la ultraderecha por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.



Estudiante de Estudios Internacionales en la Universidad Central de Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *