Revelaron por qué las bacterias se convierten en superbacterias

Desde que las bacterias presentes en nuestros organismos y que causan severas infecciones se hicieron resistentes, pasaron a ser un verdadero tormento para la ciencia. Sin embargo, el fin de las superbacterias estaría por tener un pronto inicio.

Comprender cómo se ensamblan las células individuales para funcionar colectivamente es un pilar fundamental de la biología. Un equipo científico estadounidense publicó un reciente hallazgo al respecto en la revista Physical Review Letters, desde un enfoque complementario.

De acuerdo con los resultados del estudio que emprendieron, pudieron determinar el mecanismo por el cual las bacterias se unen. Según explicaron, suelen organizarse en comunidades densas. Si bien esto las obliga a consumir con rapidez sus reservas de alimentos, también permite generar un flujo de nutrientes.

“Una bacteria individual sólo produce flujos pequeños y orientados al azar, pero cuando las bacterias se autoorganizan en patrones específicos, pueden amplificar los vórtices para abarcar grandes distancias; incluso más allá del tamaño de su colonia. Calculamos las intensidades de flujo generadas por estos patrones y predecimos que este transporte cooperativo de nutrientes puede sostener la actividad microbiana”; así lo detalló a medios internacionales Francisca Guzmán, autora principal del artículo.

súper bacterias

Vea también: Organismos argentinos se sumaron a la lucha contra la resistencia bacteriana

Una luz al final del túnel

Es como si abriéramos el tapón de la bañera. Se produce un flujo que arrastra todo y eso es justamente lo que hacen las bacterias cuando forman estas colonias. Esto les permite, por ejemplo, reproducirse y activarse; formando lo que muchos conocen como superbacterias”, expresó la investigadora.

En este sentido, el conjunto de bacterias crea un flujo de nutrientes y oxígeno que llega hasta dónde están y así pueden reponer lo que consumen por estar aglomeradas. De acuerdo al trabajo, esta organización aumenta la velocidad de arrastre de nutrientes, optimiza su alimentación y su actividad.

súper bacterias

Con este hallazgo, el próximo paso es entender la forma exacta en la que se ensamblan para aplicar nuevas tecnologías que permitan romper el flujo de reabastecimiento. Gracias a esto, podría prevenirse la formación de biopelículas bacterianas; reduciendo la necesidad de aplicar bactericidas y disminuyendo las posibilidades de infección.

“Descubrimos por qué es tan difícil deshacerse de las superbacterias, pero queremos devolver cierta efectividad a los antibióticos”, puntualizó Guzmán.

Maribel Sánchez

Maribel Sánchez

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email
Close