viernes, septiembre 24, 2021
InicioDeportesRiver se quedó con la ida a pura garra

River se quedó con la ida a pura garra

Nuñez.- River tuvo su noche de venganza y venció 1 a 0 a Boca en la ida de los octavos. El gol fue de Carlos Sanchez de penal (ST 37m).
Esta noche en el Monumental se vivió la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, y también el segundo superclásico de la seguidilla. El local llegaba con sed de revancha, con casi el mismo equipo que presentó el domingo en La Bombonera, y con Leonardo Ponzio  acompañando a Matías Kranevitter en la mitad.  Mientras que Boca tenía la confianza obtenida por el triunfo 2 a 0 del torneo local, y con un recambio de siete jugadores en el equipo titular, con Pablo Pérez, Cristian Pavón y Jonathan Calleri desde el arranque, y Daniel Osvaldo en el banco.
La primera parte fue muy trabada en mitad de cancha, se cometieron muchas faltas y las imprecisiones estuvieron a la orden del día. Pese a esto, los de Marcelo Gallardo fueron más que su adversario.
El millonario presionaba bien en todos los sectores del campo, tuvo a un Ponzio inspirado que manejó los tiempos del partido, y a un mejorado Emanuel Mammana que cortaba todo en el fondo. Y además contó con las pocas llegadas que hubo.
Primero un buscapié que Teo Gutierrez (de buen nivel) conectó exigido y la mandó afuera, luego el colombiano tuvo una clara de cabeza que contuvo sin problemas Agustín Orión. Rodrigo Mora también pudo convertir con un cabezazo, pero se fue desviado por arriba del travesaño, y hasta Ramiro Funes Mori se animó con una volea desde afuera que pasó cerca.
Los de Nuñez eran superiores, pero no aprovechaban ni su buen  momento (tuvo muchos tiros de esquina a favor) ni el mal pasar del xeneize, que no le encontraba la vuelta y no pudo rematar al arco durante los primeros 45. Para colmo del visitante, el Cata Díaz tuvo que dejar la cancha por lesión, en su lugar ingresó Guillermo Burdisso. De esta forma se irían 0 a 0 al descanso.
La segunda mitad sería mucho más entretenida. Ya de entrada los de La Ribera demostraron estar más metidos en el campo.
A los pocos segundos Calleri quedó mano a mano ante Marcelo Barovero, pero el arquero millonario logró tapar milagrosamente lo que era el 1 a 0. Boca no aflojaba, y poco después un remate de Nicolás Colazo casi se clava en un ángulo.
El local parecía aturdido por cómo habían arrancado los de Rodolfo Arruabarrena. Sin embargo logró responder rápido con una llegada que dejó a Carlos Sánchez cara a cara con Orión, pero su remate fue débil y a las manos del guardameta. Minutos después Pérez desvió un disparo al arco que pasó cerca.
Esos instantes iniciales del complemento daban la sensación de que se venía un duelo ida y vuelta, pero poco a poco el encuentro volvió a caer en la intrasingencia y las constantes infracciones.
Al árbitro Germán Delfino se lo notó dubitativo en varios momentos, no supo contener las constantes quejas de los jugadores, y no expulsó a Funes Mori y Ponzio por fuertes faltas.
Los minutos pasaban y el desarrollo se vivía con mucho nerviosismo  y poco juego. Gallardo comenzó a meter mano desde el banco  y metió al Pity Martínez y a Camilo Mayada, saliendo así Sebastián Driussi y Ponzio (lesionado).  El Vasco no se quedó atrás y produjo el ingreso de Federico Carrizo por Calleri.
A los 35 minutos llegó el punto de inflexión en el encuentro. Leandro Marín cometió una infantil infracción ante Martínez en el área, y el referi no dudó en marcar penal.
Sorpresivamente el encargado en ejecutarlo fue el uruguayo Sánchez, que no falló y estampó el 1 a 0.
El Monumental era una fiesta, y parecía que los de la banda podían convertir el segundo en cualquier contra. Teo Gutierrez lo tuvo para liquidar , pero le pegó al cuerpo de Orión.
El colombiano terminó un buen partido de la peor forma, cometió una plancha innecesaria a Burdisso que le valió la roja directa.
River con uno menos, y el ingreso de Osvaldo sobre el final, parecían ser las esperanzas de empate para el xeneize. Pero solo tuvo tiempo para una disparo de media distancia de Marco Torsiglieri (el mejor de Boca) que se perdió afuera.
El millonario logró tomarse revancha del domingo, y llega bien parado a la vuelta del 14 en La Bombonera, dónde convirtiendo un gol obliga al rival a marcar tres. Los de Arruabarrena perdieron por primera vez en el año, y se van con más dudas que certezas.

https://www.youtube.com/watch?v=nhr9UtbrRIs

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments