lunes, septiembre 20, 2021
InicioInternacionalesRoberto Baratta fue detenido por segunda vez

Roberto Baratta fue detenido por segunda vez

Roberto Baratta fue un hombre poderoso en la administración de Julio De Vido como ministro de la era K. Fue mano derecha de él y mantenía una complicada relación con hombres de negocios desde el Ministerio de Planificación Federal, donde se gestionaban temas sensibles para la relación Gobierno-empresas.

Pero los tiempos políticos son otros. Este hombre habituado a manejarse con mano dura, fue detenido por segunda vez desde que dejó la administración nacional.

Roberto Baratta fue detenido por segunda vez

Este miércoles 1 de agosto de 2018 fue detenido por orden del juez federal Claudio Bonadio en una causa por el cobro de coimas millonarias. Con 10 personas más, entre ex gobernantes y hombres de negocios como Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, y Javier Sánchez Caballero, de IECSA.

Cabe destacar que tiempo atrás antes de tener millones de dólares de presupuesto con De Vido, Roberto Baratta manejaba un taxi. Era su chofer y el de centenares de extraños que todos los días se subían al auto que había comprado con una indemnización que cobró al quedar desempleado a finales de los 90.

Baratta tenía para ese entonces 27 años, cuando un día entró a un bar y conoció a Néstor Kirchner. Una versión─negada por él mismo a lo largo de una afirmación judicial─ indicaba que le vendía billetes de lotería.

«Me indemnizaron en la compañía Société Générale de Surveillance (SGS), donde hacia control de costos de mercadería. Compré un taxi y lo puse a trabajar en la flota de taxis de mi ex suegro«, relató entonces.

Vea También: Personal doméstico en Argentina percibirá 25% de aumento en el salario

Roberto Baratta volvió a caer

De esta forma lo contó Baratta en primera persona. «Un día de lluvia ingresé a un bar a tomar un café situado en Juncal y Uruguay, llamado Moliere, a esperar que parara de llover. Me acerqué al responsable del bar a darle los servicios de radiotaxi. En la mesa cercana se encontraba Néstor Kirchner, quien escuchó la conversación y en ese instante él pidió tomar un café a solas conmigo».

El después funcionario K, hoy detenido, sostuvo que le hizo la pregunta si era el gobernador de Santa Cruz. Kirchner respondió que sí y lo invitó a sentarse. «Me hizo la pregunta a qué me dedicaba, qué había estudiado. Le conté todo eso y me ha dicho si me interesaba trabajar con un individuo llamada Julio De Vido, que venía a Buenos Aires una vez al mes. A eso respondí que sí», agregó.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments